Web
Analytics

Zara regañó a esta empleada por llevar el pelo de esta manera, y nadie entiende nada

Una empleada de Zara fue humillada por los encargados de la tienda cuando supuestamente la sacaron de la misma y la echaron una bronca por llevar su pelo de una manera poco apropiada para el lugar de trabajo: trenzas recogidas en un moño.

Según Cree Ballah, una chica de 20 años de Toronto, Canadá, inicialmente se le acercó un supervisor, que le pidió que se soltara el moño. Un segundo manager les dijo que si podían salir un momento los tres, y una vez fuera de la tienda empezaron a regañarla a la vista de los transeúntes, además de intentar “arreglarle” el pelo por la fuerza. ¡Flipante! Ballah ha contado que los supervisores justificaban sus acciones diciendo que el estilismo no encaja bien con la “imagen” de Zara.

Aquí tenéis la imagen de la discordia… ¿os parece para tanto?

Me llevaron fuera de la tienda y dijeron, ‘no estamos intentando ofenderte, pero estamos buscando una imagen aséptica más profesional… y el estilo que llevas no es la imagen para Zara’.

Ballah, que se describe a sí misma como “bi racial“, ha presentado una queja a recursos humanos por discriminación:

Mi peinado está también ligado a mi raza, así que para mí, es como si hubiera sido discriminación directa por mi raza en el sentido de que las dos cosas van de la mano. Mi pelo está fuera de control e intento controlarlo lo mejor que puedo, lo cual parece que no es suficiente para Zara.

En un comunicado, Zara ha dicho que se niega a tolerar la discriminación en cualquier forma, diciendo que no hay ninguna política formalizada sobre los peinados de los empleados, más allá del hecho de que siempre tienen que parecer “profesionales.

Vía Elegí mal día.