Web
Analytics

Unos padres recogen firmas para que les dejen llamar ASÍ a su bebé

El nombre propio es muy importante para las personas: lo deciden los padres normalmente al momento de nacer y nos acompaña durante toda la vida. Hasta cierto punto, marca nuestra identidad. El derecho de los padres a elegir el nombre del bebé está sujeto a algunos límites legales, ya que un mal ejercicio de esa libertad podría afectar a la dignidad del recién nacido. Por eso, hay ciertos nombres que no se le pueden poner al bebé.

o-BEBE-facebook

En general, las prohibiciones en cuanto a la imposición de nombre se han ido haciendo cada vez más flexibles a lo largo de los últimos años, pero todavía existen ciertas limitaciones a la hora de inscribir el nombre del niño. “No podrá consignarse más de un nombre compuesto ni más de dos simples” o “quedan prohibidos los nombres que objetivamente perjudiquen a la persona” son algunas de ellas. Tampoco se permiten, por ejemplo, nombres abstractos o de fantasía.

Estos días se ha viralizado el caso de unos padres que han puesto en marcha una campaña en Change.org para pedir que el Registro Civil de Fuenlabrada les permita inscribir a su bebé, nacido el pasado 12 de julio, con el nombre de “Lobo.

Estos padres habían decidido llamar a su hijo “Lobo” desde hace meses, pero se han encontrado con que para el Registro Civil de Fuenlabrada el nombre “podría ser ofensivo para el pequeño. “Una decisión basada en el criterio de una funcionaria que les informó por teléfono“, cuentan los padres.

lAasbUXEgmJQmNV-800x450-noPad

Ahora, por lo visto la funcionaria “ha cambiado la razón por la que no aceptan el nombre“: “Al ser Lobo un apellido en España no lo pueden aceptar como nombre propio“, aunque como muy bien explican los padres “existen multitud de apellidos en este país que coinciden con nombres propioscomo por ejemplo “León.

Pensamos que es injusto y que no pueden denegar nuestro derecho a llamar a nuestro hijo así basados en ese criterio“, indican.

Ignacio y María aseguran que para ellos es “muy duro” pensar en llamar de otra manera a su bebé, ya que “se llama así desde hace seis meses“. Además, el pequeño ya está inscrito en la Seguridad Social con este nombre.

En la petición, estos padres solicitan que se revise la normativa a la hora de registrar el nombre de un bebé y que “si alguien debe decidir hasta qué punto un nombre puede marcar la vida de una persona, no sea un mero funcionario o un juez, sino un equipo de psicólogos o pedagogos especializados en la materia“.

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Sobre la importancia del nombre, os dejamos con estos 10 negocios que la cagaron —¡o no!— al elegir el suyo.

Vía Elegí mal día.