Web
Analytics

Un marido ilustra su día a día con su mujer, demostrando que el amor está en los pequeños gestos

A todos nos ha pasado que en alguna de nuestras relaciones de pareja, hemos pasado por ciertas etapas inevitables. Por supuesto, al principio todo es muy excitante y emocionante. Posteriormente, llega un momento de calma en el que nos sosegamos y empezamos a conocernos realmente.

A continuación compartimos momentos que llegan a unirnos mucho más, y si la relación es sólida puede que ocurra a niveles que ni siquiera esperábamos. Cuando nos vamos a vivir juntos, los quehaceres de la vida diaria nos van obligando a adaptar nuestros tiempos. Y, por último, están los por lo visto ineludibles momentos de crisis.

Hay quien dice que al llegar a los 4 años de relación, se entra en el primero de estos períodos de crisis. Otros dicen que existen varias fases, la primera después del primer año, luego a los cuatro, a los siete, a los diez… ¡será por números! Luego están los que le echan la culpa a problemas individuales, como la crisis de los 40, de los 50, etc… Solo falta que alguien culpe al IBEX 35.

Lo mejor para superar e incluso evitar estas crisis es tratar de no caer en la rutina. Y es que es fácil volverse complaciente en una relación, así que es muy importante darle algo de “salsa” al asunto de vez en cuando. Pero también hay quien, como nuestro protagonista Pascal Campion, un ilustrador y animador franco-americano, piensa que hay que aprender a apreciar las pequeñas cosas.

Este artista, inspirado por Katrina, la mujer con la que lleva 10 años casado, y sus hijos —una niña de 9 años y dos gemelos de 6—, refleja en sus tiernas ilustraciones los pequeños gestos que hacen que el amor lo sea todo. Y es que en las relaciones, los pequeños y cotidianos momentos del día a día pueden llegar más importantes que los grandes gestos.

Esperamos que os gusten tanto como a nosotros:

Por cierto, que esta es la familia en la vida real:

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Fuente: elegímaldía