Web
Analytics

Un jubilado se convierte en la nueva estrella de Instagram al mandar una demoledora carta a Pedro Sánchez

Para algunos políticos de nuestro país, que nuestros padres y abuelos se hayan dejado el pellejo trabajando durante toda su vida no es suficiente para una jubilación a los 65 años. Tres o cuatro décadas cotizando no son bastantes para dejar de poner ladrillos y mezcla, limpiar habitaciones de hotel o arreglar motores cuando estás cerca de cumplir los 70 años. Como decía Celia Villalobos hace unos días, “hay un número importante de pensionistas que están más tiempo en pasivo, es decir cobrando la pensión, que en activo, trabajando” y para solucionar esto bien podrían estar trabajando hasta los 80, que ella está estupenda con 68 cumplidos en abril.

Señora Villalobos, con todos mis respetos, usted está estupenda porque lleva toda su vida viviendo de lo público. Usted está estupenda porque tiene chófer, un sueldo de más de cinco mil euros y porque no sabe lo que es llegar a fin de mes con los riñones en carne viva y sin un euro en el banco. Usted está estupenda porque, teniendo vivienda en Madrid, cobra la dieta de 1.823 euros que se les paga a los diputados que, en teoría, tienen que pagarse un hotel cuando se desplazan a la capital. En definitiva, señora, usted está estupenda porque no ha doblado el lomo en su vida, y aún así le quiere dar lecciones a gente que no han hecho otra cosa que trabajar como mulos. 

Si con este tipo de declaraciones de nuestros políticos te llevan los demonios, no te preocupes, es lógico. Lo que no es tan lógico es que los líderes de los partidos en la oposición miren hacia otro lado cuando ven como nos están machacando poco a poco, primero con la leoninas condiciones de la reforma laboral aprobada en el 2012, y ahora con este plan para acabar con las pensiones de nuestros padres y abuelos. Y seguro que este plan nada tiene que ver con que el Gobierno del Partido Popular haya dilapidado la hucha de las pensiones en cinco años. Seguro que no.

Pero la gente se está empezando a cansar, y un jubilado le pedía a Pedro Sánchez, líder del PSOE, que subiese las pensiones cuando llegase a la presidencia del Gobierno. Durante la asamblea abierta que celebró el PSOE ante 600 militantes y simpatizantes en el municipio de Legales, José le escribió una nota de su puño y letra a Sánchez donde le solicitaba que subiera las pensiones y el salario mínimo porque con menos de 900 euros no se puede vivir:

“Señor don Pedro Sánchez Sánchez . Si puede, cuando sea presidente, ponga las pensiones y el sueldo mínimo en 900 euros. Con menos no se puede vivir. Salud. Voto socialista desde hace 40 años…”.