Web
Analytics

Un funcionario lleva 15 años sin trabajar alternando bajas con vacaciones

¿Es posible vivir sin tener que trabajar? La respuesta es sí… si tenéis, o conseguís acumular suficiente dinero. Si no has nacido rico, no existen recetas paso a paso ni píldoras mágicas para conseguir el sueño de todos los que nos tenemos que levantar cada mañana para ir a trabajar.

También hay quien asegura que lo de vivir sin trabajar no solo es posible, sino que es necesario, ya que el futuro de la raza humana pasa por que sean los robots los que se encarguen de trabajar, mientras nosotros nos dedicamos a la contemplación y el desarrollo de la ciencia y de la especie. Claro, seguro que cuando llegue el momento, no es tan bonito como lo pintan.

Nuestro protagonista de hoy ha tirado por la calle de enmedio, y aprovechándose del sistema ha conseguido lo que para mucho es un sueño hecho realidad: lleva 15 años seguidos, uno tras otro, sin trabajar.

Se trata de un funcionario del centro psiquiátrico Doctor Esquerdo en Alicante, que se las ha arreglado para ir enlazando bajas laborales con vacaciones, según informa el diario Información de Alicante.

Su modus operandi parece simple: consigue que un médico le firme la baja laboral y, tras agotarla, cuando la Seguridad Social le solicita su reingreso solicita sus vacaciones. Antes de terminar de disfrutarlas, presenta una nueva baja.

Han sido quince los años que la Diputación de Alicante ha seguido pagándole su salario de auxiliar de enfermería, pero ahora la Seguridad Social no considera que el funcionario esté en situación de incapacidad.

El asunto es que en 1991 se acordó que los funcionarios con plaza anterior a ese año quedaban fuera de del control de la mutua, un detalle que justificaría legalmente su situación.

“Si no es apto para trabajar, que le den una incapacidad, pero como la Seguridad Social no paga el sueldo, que lo hace la Diputación, se desentienden”, ha protestado Alejandro Morant, diputado de Personal.

Por su parte, el funcionario ha justificado su situación en el citado diario basándose en “muchas pequeñas cosas que al final se juntan y me impiden trabajar”.

Además, lamenta que le obliguen a trabajar medio año entre baja y baja: “eso es muy duro porque yo no quiero trabajar para la Diputación”, afirma. Mientras, en las redes no saben si es un héroe o un villano.

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Fuente: elegímaldía