Web
Analytics

Tamara Gorro, abatida, revela las malas noticias para “su princesa” que explican su ausencia de las redes sociales

Tamara Gorro, la ex tronista de Mujeres y Hombres y Viceversa casada actualmente con Ezequiel Garay, hizo un seguimiento realmente intenso de su embarazo a través de las redes sociales. Muy metida en su papel de influencer, la modelo publicó en YouTube e Instagram su día a día, y mantuvo a sus seguidores informados de la evolución de su embarazo… con algún que otro susto incluido.

El pasado día 15 de diciembre Tamara confirmó que su segundo hijo, Antonio, ya había nacido por fin. Lo hizo compartiendo una bella imagen en la que se podía ver al padre del pequeño sosteniéndolo en sus brazos, mientras ella, tumbada en la camilla, les miraba con una sonrisa de oreja a oreja.

“Otro sueño cumplido, su papá fue el primero en cogerle, que sensación tan bonita al verlo”, dijo en Instagram, en un texto pletórico con el que presentó a su “familia virtual” al “sobrino Antonio”. Además, confirmó que tanto la madre como el pequeño se encontraban perfectamente. Aunque, por lo que relató, el parto “fue muy largo y estaba KO”.

El nacimiento de Antonio le permitió cumplir tres sueños de una vez. El primero y más importante, traer al mundo a su segundo hijo que pronto conocerá a su hermana mayor, Shaila. Segundo, fue su primer embarazo y parto natural, una experiencia que tenía ganas de vivir. Por complicaciones en el pasado, la primogénita de la pareja nació por el método de la gestación subrogada.

Por último, también pudo rendir homenaje a su gran amigo Antonio, que falleció en los primeros meses del 2017 y a quien Tamara consideraba su “ángel de la guarda”.

Una semana después, completamente recuperados del parto, la influencer publicó en su cuenta de Instagram la primera imagen de la cara de su segundo hijo.

La imagen era una preciosa estampa familiar capaz de derretir el corazón de todos, en la que se pudo ver al jugador del Valencia rodeando con sus brazos a Tamara, que a su vez sostiene a su hija Shaila, y al pequeño Antoñito.

“¡OS PRESENTAMOS A VUESTRO SOBRINO VIRTUAL!

Como bien os dije, seríais los primeros en conocer la belleza de hijo que tenemos.

Una hermana preciosa y buena, un papá extraordinario y un ángel caído del cielo.

Ahora si puedo decir:

¡Qué familia más bonita que tengo!”

Apenas un día después del nacimiento de Antonio, una noticia empañó la felicidad que rebosa la familia, al conocerse la posibilidad de que se hiciera efectiva la sentencia emitida por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos que concede potestad a cada uno de los estados de la Unión Europea para que decidan si retiran la custodia a los pares de los hijos nacidos mediante gestación subrogada. Es el caso de la primogénita de la pareja, Shaila.

Por ese motivo, los fans de Tamara se preocuparon muchísimo por su reciente ausencia de las redes sociales. Varios días durante los que la modelo no ha publicado nada, algo extraño en alguien acostumbrado a compartir su día a día en las redes, y que hizo que muchos de sus seguidores le preguntaran directamente qué estaba pasando.

https://www.instagram.com/p/BeVSPd4jWYH/?utm_source=ig_embed&utm_campaign=embed_ufi

Ante la preocupación de sus fans, decidió hablar al fin y, efectivamente, tuvo malas noticias. En su blog escribió un post dirigido a la vida que dejó sin palabras a muchos seguidores:

“Te hablo nuevamente a ti, vida. Si tan rápido te vas, ¿por qué no dejas que cada uno elija su camino? ¿por qué colocas piedras que resultan casi imposible de apartar? ¿por qué los buenos sufren y los malos disfrutan?

(…) ¿Por qué hace ocho meses nos das un batacazo llevándote a nuestro Antonio y ahora golpeas de nuevo?”

Tamara lamentó que “en tan solo ciento sesenta y ocho horas” desde su cumpleaños la vida haya quitado a su gente “dos de esas tres peticiones: salud y paz” que pidió como deseo. Pero pese a todo es optimista:

“Aquí tengo argumentos para rebatir y hacerte frente. El año pasado no nos diste la opción de luchar, esta vez sí.”

A lo largo del post, Tamara se refirió con tristeza a su “princesa”, pero no se trata de su hija sino de una niña amiga de la familia de la que no quiso revelar su identidad. Tampoco las de sus padres, a los que nombró con los pseudónimos A y C, sus iniciales.

“Una enfermedad que mi princesa peleará sin rendirse ni un solo segundo, que sus papás sacarán la mayor de sus fuerzas para siempre mantener la sonrisa de la pequeña y todos nosotros que no dejaremos que ellos puedan cojear.”

“El viernes empieza un duro camino pero con una meta maravillosa: la felicidad. Porque eso no nos lo has quitado, el amor, es lo que hará que consigamos aquello que nos propongamos”, concluyó.

https://www.instagram.com/p/BdsKxXcjF4T/?taken-by=tamara_gorro

Y aquí estarán sus fans para apoyarte. ¡Mucho ánimo, Tamara!

Fuente: elegímaldía