Web
Analytics

Subió una foto en bikini pidiendo comentarios “interesantes”, y se acostó sabiendo bastantes cosas nuevas

Reconocedlo, vosotros también habéis caído en alguna ocasión: el pecado del postureo. Todos nos hemos dejado seducir alguna vez por el aplauso fácil o la sonrisa cómplice de nuestros seguidores en Facebook, Twitter o —la red favorita para el postureo— Instagram, o al menos hemos tenido la tentación.

Los tiempos han cambiado: en el pasado, hacía falta ser un auténtico triunfador para obtener la aclamación popular. Pero hoy en día basta un perfil en una red social, unos cuantos selfies, una dosis de “sonrisas Profidén” y mucho tiempo libre para aparentar que estamos disfrutando de una vida de triunfador.

Pero es imprescindible tener un mínimo de criterio: si no cuidas que lo que comparte sea medianamente creíble, os puede pasar como a nuestro protagonista de hace unas semanas, el mismísimo Dani Mateo.

O a nuestra heroína de hoy, una chica que quiso lucirse publicando una imagen en bikini… pero no contó con el trolleo de otros internautas que decidieron darle una lección. Literalmente.

https://twitter.com/abrilbillone0/status/956966202060034050

https://twitter.com/Boolture/status/956969282084261888

https://twitter.com/deadmantetris/status/956970798186684416

https://twitter.com/jotanovas/status/956977669601742850

https://twitter.com/carlosfabbian/status/956978649768562688

https://twitter.com/Sra_Queso/status/957040802114367488

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.