Web
Analytics

Se reían de él porque estaba gordo, pero mirad en lo que se ha transformado…

thumbEl irlandés Mike Sullivan siempre se ha considerado gordo. No corpulento, ni “con los huesos grandes“: él siempre ha reconocido sentirse gordo. Desde muy niño notó que pesaba mucho más que los otros niños, y nunca pensó que pudiera hacer algo al respecto. Por supuesto, recibió las críticas y burlas de sus compañeros, y empezó el círculo vicioso: cuanto más le criticaban, más se refugiaba en la comida como único consuelo, lo cual le hacía engordar más todavía.

2F7BE25600000578-3365910-Michael_Sullivan_when_he_weighed_17_stone-m-58_1450458089531

Un día, Mike se subió a la báscula y vio que pesaba más de 100 kg. No tenía éxito con las chicas, y el mejor piropo que le dedicaban era el clásico de “el gordito divertido“. Al ver que había superado la barrera de los 100, Mike decidió luchar por su salud. El problema fue que el camino que eligió quizás no era el correcto

Nuestro protagonista empezó a ayunar con tanta convicción que acabó pareciendo un esqueleto. Y lógicamente, esa salud que quería recuperar se resintió rápidamente por los cambios. Mike empezó a presentar serios trastornos en el tracto gastrointestinal. Cuando iba a darse por vencido y volver a sus antiguos hábitos, comprendió, afortunadamente, que la clave del éxito estaba en una alimentación sana y mucho ejercicio.

12028815_398955396964836_2851331145980039901_o

Mike empezó a entrenar con el mismo entusiasmo que había dedicado a ayunar… y el efecto no tardó en aparecer. Sus músculos se fortalecieron, y consiguió un nuevo aspecto con el que muchos de sus antiguos amigos —y enemigos— ya no le reconocían. Estos enemigos tendrán que soportar ahora el hecho de que en la actualidad, Mike se gana la vida trabajando como modelo.

12931230_451118068415235_9058294781514213593_n

Él está orgulloso de su transformación, y le gusta recordar “de dónde viene“. Su foto de perfil en Facebook es esta:

11295884_360600190800357_4087455412431373005_n

Y suele compartir imágenes que muestran su evolución:

12289748_413346875525688_7231669569823037042_n

Como véis, resultados así de impresionantes solo pueden lograrse gracias a un entrenamiento constante y una alimentación sana. No vale la pena confiar ni en remedios supuestamente “milagrosos” pero poco fiables, ni en y dietas “súper-rápidas” que pueden tener un efecto peor en tu salud. Si estás de acuerdo, ¡no dudes en compartir este material con tus amigos y conocidos!

Vía Elegí mal día.