Web
Analytics

Se queda flipada con el físico de su cita pero él casi la caga siendo demasiado sincero con ella

Siempre es mejor ir de frente que mentir u ocultar, y más cuando conoces a una persona que en un futuro se puede convertir en tu pareja. Al final todo se sabe, y es mejor que se enteren por ti a que terminen conociendo algún capítulo de tu pasado por boca de otras personas.

Un ejemplo de esto ocurría ayer domingo en First Dates. El plató-restaurante más famoso de la parrilla televisiva abría sus puertas a Ito, un joven de 25 años de Gijón, y a Reme, una granadina de 29 años, a la que en una relación anterior le habían hecho mucho daño.

La velada transcurría sin mayores sobresaltos, hasta que Ito le confesó a Reme que le fue infiel a su última pareja, removiendo así todos los miedos anteriores de la granadina, que se puso blanca como la pared. El asturiano se dio cuenta de que algo le pasaba a su compañera de velada, y después de preguntarle, Reme le narró su mala experiencia: “Me aferré a él porque hace un año perdí a mi mejor amiga y lo conocí justo después. Me quise apoyar en él pero va a ser que no…”.

Las palabras de Reme emocionaron a Ito, que primero le pidió que le diera la mano “Dame la manita, corazón”, para luego levantarse y fundirse en un abrazo con la joven: “Voy a darte un abrazo. Qué adorable eres, hija”. Un gesto precioso que emocionó a la andaluza: “Cuando estás en una situación en la que te falta una persona o algo difícil sí que te gusta que alguien te de cariño y ánimo”.

Finalmente, ambos decidieron darse una segunda oportunidad en forma de cita, aunque vivan en la otra punta de España.