Web
Analytics

Se lía parda con Olvido Hormigos, su marido y su suegro tras conocerse el affaire con Alessandro Lequio

El viernes estalló la bomba en el Deluxe: después de que Olvido Hormigos ofreciera los detalles de la aventura que tuvo hace tres años con un colaborador de Telecinco, María Patiño cometió el desliz de desvelar su nombre. Durante meses la ex concejala del PSOE mantuvo un affaire con Alexandro Lequio.

La periodista, amiga personal del conde, se quedó en shock. El programa decidió ir entonces a publicidad y a la vuelta Olvido había desaparecido del plató y el polígrafo al que estaba siendo sometida se suspendió sin que se diera ni una explicación por parte de Jorge Javier Vázquez ni del programa. Quizá era demasiado obvio.

Dos días después, la de Los Yébenes ha vuelto a ponerse delante de las cámaras, pero esta vez desde su pueblo. Hasta allí se trasladó un cámara de Sálvame. “No estoy arrepentida de lo que pasó el viernes“, comenzó diciendo Hormigos. “Si lo estoy pasando mal es porque he vuelto a revivir una etapa de mi vida que había dejado atrás“.

olvido_hormigos_presenta_libro_960x540

Sí se ha preguntado qué pasaría si se cruza con el conde Lequio en los pasillos:“¿me la liará?, ¿pasará de mí? La verdad es que estoy un poco asustada”. No obstante incidió en que no cree que hiciera nada malo; si dio “tantos detalles es porque pensé que no se iba a decir su nombre”, dijo trasladándole toda la responsabilidad a Patiño.

Todos los colaboradores -a excepción de Kiko Hernández– le recriminaron sus palabras, achacándole a Hormigos que finalmente se supiera la verdad por todos los datos que dio acerca de la casa de Lequio o cuando recordó el momento en que éste la calificó de “cachondona” en el programa donde colabora.

https://twitter.com/albermadriz/status/751576041878065152?ref_src=twsrc%5Etfw

“No vayáis de dignos”, les soltó Olvido Hormigos a todos ellos. “Vosotros habláis de la vida de la gente sin que ella quiera. Yo cuento mis cosas. Yo voy porque quiero, pero vosotros habláis, por ejemplo, de la Pantoja sin su consentimiento”, les dijo. En ese momento tuvo uno de los rifirrafes más fuerte con su archienemiga, Belén Esteban, que entró al trapo. La de Los Yébenes no se achantó ante ella y le espetó: “Lo que yo no hago es enfrentar a mis hijos con la familia de su padre”.

Por su parte, María Patiño disipó ciertos rumores de que todo se hubiera tratado de un montaje orquestado por la dirección del programa: nadie le dijo que desvelara el nombre del colaborador de Telecinco. “Fue una metedura de pata”. Esa misma noche se puso en contacto con Lequio para pedirle perdón. “No dudó de mí” y le contestó: “María, sé como eres, no hay ningún problema”. Esas palabras de Alessandro Lequio fueron muy importantes para Patiño. “Cuando me lo dijo, me alivié”.

salvame-hormigos-2

El colofón lo puso el marido de Olvido Hormigos. Jesús Atahonero estaba junto a su mujer, igual que le acompañó el viernes a Telecinco. Se mostró frío, distante y, a pesar de que acabó diciendo que él “tiene su corazoncito” y que este tipo de cosas no le resbalan, reconoció que la extraña relación que mantienen Olvido y él está sustentada en el negocio televisivo.

El punto y final lo puso el suegro de la ex concejala, quien sí mostró su malestar por toda esta situación hasta el punto de que se abalanzó sobre la cámara de televisión. La entrevista se dio por concluida.

salvame-diario-110716-olvido-hormigos

Fuente