Web
Analytics

Se divorcia de su pareja y le hace esto al tatuaje que tenía de ella

tatuaje_exnovia_n-672xXx80

Un ejemplo más de que el amor no es para siempre, por mucho que se empeñen las comedias románticas de Hollywood, pero un tatuaje sí lo es. 

La historia nos lleva hasta California, Estados Unidos. Allí un hombre se tatuó el rostro del que creía el amor de su vida en uno de sus brazos. Pero el amor se acabó, y los papeles del divorcio llegaron.

Al joven sólo le quedaban dos opciones: borrar el tatuaje de su ex mujer con láser o darle otro “enfoque” con sus actuales sentimientos. Y se decidió por esta última.

Según recoge la versión digital del Daily Mail, el joven acudió a una tienda de tatuajes y modificó el rostro de su ya ex pareja con cuernos y colmillos, convirtiéndola en un auténtico demonio.

A mí personalmente me gusta más esta segunda versión, pero recuerda, por muy enamorado que pienses que estás, y que nada o nadie puede cambiar tu opinión respecto a tu pareja, todo se acaba, menos los tatuajes.