Web
Analytics

Por si creíais que el machismo no existía, he aquí una prueba en un “grupo de tíos” de WhatsApp

Mucha gente tiene claro cuál es uno de los grandes problemas a los que se enfrenta nuestra sociedad: la adicción a los smartphones. Parte de la culpa la tiene WhatsApp, una aplicación de mensajería que actualmente es utilizada por nueve de cada diez españoles, empleando en ella una media de 45 minutos diarios, según datos del Estudio Anual de Redes Sociales 2016.

Tras esta adicción se esconden usos negativos que convierten a WhatsApp en la herramienta perfecta para reproducir en el mundo online actitudes reprobables en la “vida real. Según un estudio de la Universidad de Alicanteel 16,2% de los alumnos universitarios encuestados había recibido alguna vez mensajes sexistas a través de WhatsApp, confirmando que “el móvil se utiliza como un mecanismo de transmisión de violencia machista“.

Además del ciberacoso, o del control que someten los celosos patológicos a sus parejas, existe el problema de los conocidos como “grupos de tíos” de WhatsApp. Son grupos formados íntegramente por hombres, habitualmente jóvenes, en los que abundan los intercambios de mensajes sexistas y en los que no faltan ni chistes subidos de tono o publicaciones pornográficas a través de fotos y vídeos.

Además de la cosificación de la mujer, en este tipo de grupos es también habitual asistir a todo tipo de manifestaciones destinadas a menospreciar y ridiculizar al colectivo homosexual.

Hay quien se pregunta si hay que pasar por alto en Internet ese tipo de actitudes que no admitiríamos en la calle, ya que significaría asumir la normalización de unos comportamientos que deberíamos considerar anormales… con todos los peligros que eso conlleva.

En esa línea, se ha viralizado una publicación en la que se denuncia una conversación completamente real en un grupo de chat de alumnos de segundo año de grado medio de Informática. El hilo concluye con la siguiente pregunta:  “he estado planteandome la denuncia, pero con estas leyes ¿qué pasaria?

Juzgad vosotros mismos:

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Fuente: elegímaldía