Web
Analytics

No es broma, van a hacerse una foto familiar y sus caras acaban convertidas en el nuevo Ecce Hommo

El Photoshop puede hacer auténticos milagros, pero si el supuesto profesional tiene poca o ninguna idea, este programa lo carga el diablo. En las manos adecuadas puede conseguir que un cuerpo quede perfecto, pero muchas veces el exceso de retoque tiene un precio muy alto: a base de limar o eliminar imperfecciones, puedes quedar prácticamente irreconocible.

Dice el refrán que hasta el mejor escribano echa un borrón, pero lo de algunos es para que se lo hagan mirar de forma urgente. Un ejemplo sería el fotógrafo (por decir algo) que retrató a la familia de Pam Dave, una mujer que después de ver el despropósito de fotografía no le quedó más remedio que publicarla en su perfil de Facebook.

La imagen muestra a la familia de Pam con los rostros prácticamente borrados y con la boca, ojos y nariz pintados de forma muy cutre, intentando arreglar el desastre. La mujer ha tenido que dejar claro que no se trata de una broma, y aún así existen personas que no se terminan de creer que puedan existir profesionales tan chapuceros. Menos mal que Pam se lo ha tomado con sentido del humor, y eso que pagó 250 dólares (204 euros) por la fotografía más bochornosa de la historia.

“Bien. Esto no es una broma. Hemos pagado a una fotógrafa, que decía ser un profesional, 250 dólares por una foto de familia. Por favor, mira estas fotos REALES que nos entregó… mira estas fotos de verdad que nos entregó…. decía que las sombras eran realmente muy malas en el hermoso, claro y soleado día y que su profesor nunca le enseñó a retocar fotos. Siéntete libre de compartir 😂😂😂 literalmente no me he reído tanto en años!!!!! No puedes inventarte estas cosas…. otra vez, esto no es una broma – producto final”

https://twitter.com/ParkerMolloy/status/951982072561913856