Web
Analytics

“¡Me habéis dejado calva!” Una concursante de ‘Cámbiame’ sufre un ataque de nervios al ver el destrozo que le han hecho en el pelo

Algo habitual al salir de la peluquería es mirarte en el espejo al llegar a casa y que te lleven los demonios. “Este no era el color que me gustaba”, “me ha cortado más de la cuenta”, “¡menos mal que le dije sólo las puntas!”, o “¿por qué me ha dejado el flequillo tan largo?” son algunas de las frases que repetimos una y otra vez a amigos y familiares hasta que pasan unos días y nos acostumbramos a nuestro nuevo look. Pero imagina por un solo momento que todo esto ocurre con media España mirando. ¡Tierra trágame!

Olga acudió como público ayer miércoles a Cámbiame, y fue seleccionada por la cam del programa de Telecinco para una transformación express que terminó como el rosario de la aurora. El peluquero del programa, Manuel Zamorano, decidió por su propia cuenta que la mujer necesitaba un cambio radical de look y le cortó, como a los toreros, la coleta. Pim, pam, adiós melena.

Después de unos cuarenta y cinco minutos de proceso, Olga se echó mano a la cabeza y no se lo podía creer: “¡Me habéis dejado calva!”, exclamaba la mujer, mientras que Zamorano y Paloma González intentaban calmarla dándole un vaso de agua: “Tranquila, tranquila. Es menos de lo que te piensas”. A ver, no nos engañemos: no era menos de lo que pensaba.

Olga entró en modo pánico hasta que llegó su marido y la tranquilizó con unas bonitas palabras: “Tranquila vida mía, que siempre estarás guapa. Preciosa” que sí, muy bonito todo, pero esto es lo mismo que decir “tranquila, te han hecho un destrozo del quince, pero no te preocupes que el pelo crece”. O algo así.