Web
Analytics

Las palabras de Iñaki Urdangarín que han indignado a toda España

Desde hace no mucho, el Caso Nóos es el caso por corrupción y fraude económico más mediático de los últimos tiempos. El motivo está claro: se trata de una trama que parecía llegar hasta la propia Casa Real, que hasta ese momento se mostraba sin tacha alguna. El caso, también conocido como caso Urdangarin o como Operación torre de Babel, comienza en 2010 como un caso derivado del Palma Arena al ser encausados los dirigentes del Instituto Nóos, Iñaki Urdangarin, ex duque de Palma, y su ex socio Diego Torres. Las actividades delictivas habrían sido realizadas a partir de la fundación sin ánimo de lucro que dirigían, Nóos, así como de una red societaria de empresas asociadas ella.

Las vicisitudes del proceso se han seguido con gran intensidad en los medios y en Internet. En febrero de 2013, durante los días en que el duque de Palma fue a declarar al juzgado de Palma, se organizaron varias manifestaciones en las calles cercanas al juzgado, en las que se concentraron centenares de indignados y ciudadanos. El 17 de febrero de 2017, se conoció por fin la sentencia para los imputados en el Caso Nóos, que absolvía a la infanta Cristina del cargo de colaboradora necesaria, pero determinaba que su marido Urdangarin sí era responsable de varios delitos.

Ahora, según informa El MundoUrdangarin ha solicitado de nuevo ante el Tribunal Supremo que le absuelva, subrayando que nunca se ocupó “ni de temas contables ni financieros ni fiscales“. La estrategia actual del marido de la infanta Cristina es la de presentarse ante el Alto Tribunal como alguien sin conocimientos legales que, en consecuencia, debe ser exculpado por completo. En el escrito destaca una frase:

“No se puede demandar al olmo por no dar peras.”

Un estrambótico argumento con el que impugna los recursos interpuestos tanto por la Fiscalía del Supremo como por la Abogacía del EstadoLa Fiscalía del Supremo solicitó que la pena ascienda hasta los 10 años, algo que aún sigue en el aire hasta que el Alto Tribunal dicte prontamente su sentencia definitiva.

Además, su defensa argumenta que el que fuera presidente del Instituto sin ánimo de lucro Nóosno ha aportado documento al proceso ni durante la fase de instrucción ni en ninguna otra porque no tenía ni tiene documento alguno. Era un mediador sin conocimientos en Derecho Administrativo“.

Así, plantean que logró su posición valiéndose de “contactos deportivos e institucionales, pero que él desconocía los aspectos administrativos y económicos, al contrario que Diego Torres, y siempre actuó “con la conciencia de que todo se hacía correcta y legalmente“.

Para reforzar sus argumentos, comenta además que estaba justificada su asignación al proyecto sin ninguna licitación, ya que considera solo él estaría capacitado para organizar esas conferencias:

“El “know how” no es público y sigue perteneciendo en exclusiva a la entidad patrocinada (el Instituto Nóos). No consta que nadie haya organizado certámenes o congresos con el mismo o semejante objeto y similar asistencia.”

Las redes se han hecho eco de las palabras de Urdangarín, primando entre los comentaristas la estupefacción por su petición:

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.