Web
Analytics

La monumental rajada de Aitana y Ana Guerra contra su canción de Eurovisión se lleva la reprimenda de Noemí Galera y Manu Guix

Drama en la academia de Operación Triunfo. Aitana y Ana Guerra no están ni mucho menos contentas con la canción que les ha tocado defender el próximo lunes en la gala especial Eurovisión, y así lo han venido comentando durante estos días.

Las triunfitas “no se ven” interpretando Chico Malo, un tema entre el reggaeton y el trap, y piensan que meter palabras en inglés en mitad de una canción en español es horrible -aquí estamos con ellas a muerte-: “Vamos a pedir un pequeño cambio de letra a Manú Guix. No nos gusta mucho lo de poner palabras en inglés en medio de la canción. Sabemos que es muy típico del reggaetón pero, si por casualidad, tenemos que defender esta canción en Eurovisión… El boy y el gain nos los queremos fumar” le confesaba Ana Guerra a Mamen Méndez, mientras Aitana apostillaba que su estilo no era ese y que, si lo iban a hacer, por lo menos que lo hicieran cómodas: “Yo no he cantado reggaetón en mi vida y nunca voy a cantarlo. Mi estilo de música no quiero que sea ese. Ya que vamos a hacer una cosa que no es nuestro estilo… Que lo hagamos cómodas”. 

Pero lo que nadie se esperaba era la aparición de Noemí Galera como un rayo en el comedor. Después de escuchar a las concursantes, la directora de la academia estaba para pocas bromas, y les recriminó su desprecio por la canción: “¿Qué pensáis que cantaréis cuando salgáis de OT? Habéis pensado que en algún momento el autor de la canción podría estar abajo escuchándote… Y estás aquí hablando de la letra con un desprecio que pá que” a lo que Aitana se defendía diciendo que para bailar el reggaeton está bien, pero que para cantar no tanto: “Yo lo que estoy diciendo, lo voy a hacer y me gusta. Me la ponen en una discoteca y me encanta. Pero me va a costar hacerla porqué nunca he cantado reggaetón. Sé que es una cosa que va a ir más allá y simplemente me asusta”.

Ni que decir tiene que ambas cantantes se quedaron muy afectadas después del rapapolvo de la Galera y de Manu Guix, y entre lágrimas le confesaban a la profe de coreografía, Vicky, que lo último que pretendían era quedar como soberbias: “No queríamos quedar como soberbias. Estamos súper agradecidas y siempre estamos con los brazos abiertos a todos”.