Web
Analytics

La cruda rajada de Àngels Barceló sobre la chica asesinada por su novio al estrellar el coche

Víctor Llorens, alias “El Peonza“, arrastró por el pelo a su ex pareja, Andrea Carballo, amenazada a punta de navaja. La obligó a subir al coche, y poco después el vehículo se estampó contra una gasolinera el viernes 22 de diciembre en el municipio valenciano de Benicàssim, según el relato de varios testigos. El joven tenía una orden de alejamiento.

Nos despertaron unos gritos horribles, como los de una persona que cree que la van a matar, y mi mujer y yo nos asomamos a la ventana. Vimos a un tío que estaba arrastrando por encima de un paso de cebra a una chica, cogiéndola por el pelo. Empezamos a gritarle que la soltara. Otros vecinos también lo hicieron desde sus ventanas“, afirmó un testigo anónimo entrevistado por El País.

Me aparté un momento para vestirme y bajar, y cuando volví a asomarme vi que ya la había subido en el coche. Cogí lo primero que vi, una estufa eléctrica, y se la lancé, pero el coche se alejó sin detenerse. Todo pasó muy rápido, en unos dos minutos. Cuando el coche estaba llegando a la rotonda camino de Benicàssim, llegó un coche de policía. Y 20 minutos después, la chica ya estaba muerta“, añade.

La joven, que cumplía 20 años el mismo viernes, se dirigía a trabajar a un almacén de naranjas cuando fue abordada en la calle por Llorens, de 29; unos pocos días antes había sido denunciado por intentar atropellarla, a raíz de lo cual tenía una orden de alejamiento.

Después de meter a la joven en el coche a la fuerza, condujo a toda velocidad hacia el norte hasta chocar contra un surtidor de la gasolinera. Los trabajadores de la gasolinera utilizaron extintores para apagar las llamas, pero cuando llegó el SAMU solo pudo confirmar el fallecimiento de ambos. Un trabajador de la estación resulto herido por el impacto.

Según El Mundo, la Guardia Civil halló dentro del vehículo la navaja que Llorens empleó supuestamente par intimidar a su exnovia. Además, no hay marcas de frenado junto a la gasolinera que indiquen que el conductor tratase de evitar el choque.

La relación entre Carballo y Llorens, que había durado cerca de dos años, finalizó hace unos dos meses. Tras la ruptura, la joven contó a su familia que había sufrido maltrato. Aunque su madre le convenció para que denunciara, el acoso por parte de Llorens no terminó.

Me decían que estaba muy histérica, muy nerviosa, que me tranquilizara. Y yo les decía: ¿qué esperáis, a que me la maten?“, declaró a La Sexta la madre de la joven, rota de dolor.

Mire si no corría peligro esa niña. Se han equivocado y pasará más veces“, añadió el padre.

La periodista de la Cadena Ser Àngels Barceló ha planteado una dura reflexión después de este asesinato machista, y del ocurrido hoy jueves 28 de diciembre en Guadalajara: un hombre de 40 años ha matado con un arma blanca a su pareja, de 37, en un domicilio de Azuqueca de Henares, Guadalajara, en presencia de tres menores, hijos de la víctima.

El caso de la chica de Benicassim es sangrante, todo su entorno sabía que su ex pareja la mataría, la Justicia valoró solo un riesgo medio a pesar de los antecedentes del presunto asesino. La acabó matando“, ha afirmado Barceló, antes de decir que “dan igual las exclamaciones, las manos en la cabeza, los minutos de silencio, las palabras que no dicen nada, los gestos que no llevan a nada. En este país quien debería hacerlo no se toma en serio la lucha contra la violencia machista“.

Imaginen que en este país, y en plena celebración de unas fiestas tan señaladas como la Nochebuena o la Navidad, hubieran sido asesinados dos policias, dos taxistas, dos médicos de urgencias, por no decir dos políticos… ¿Imaginan el revuelo? ¿Imaginan lo que estarían diciendo los políticos?“, se pregunta la periodista, que considera que “el problema es que las mujeres no somos un sector, no somos un colectivo que se pueda identificar. Sólo somos eso, mujeres“.

No podemos permitirnos descansar ni bajar la guardia, porque ellos nos siguen matando y a los políticos parecen que les importa poco. Nuestros nombres y nuestras reivindicaciones no caben en sus agendas“, ha sentenciado.

Esta es su reflexión al completo:

“Imaginen que en este país, y en plena celebración de unas fiestas tan señaladas como la Nochebuena o la Navidad, hubieran sido asesinados dos policias, dos taxistas, dos médicos de urgencias, por no decir dos políticos… ¿Imaginan el revuelo? ¿Imaginan lo que estarían diciendo los políticos? Sus declaraciones, sus reuniones, sus iniciativas, su apoyo al sector afectado…

El problema es que las mujeres no somos un sector, no somos un colectivo que se pueda identificar. Sólo somos eso, mujeres. Las que tenemos más presencia en todos los campos y somos practicamente invisibles en las jefaturas. Somos las que soportamos el machismo en los medios de comunicación practicado por hombres que se llevan premios y llenan sus bolsillos. Pero…qué más da, sólo somos mujeres.

Dos asesinadas en 24 horas, las dos con denuncias previas. El caso de la chica de Benicassim es sangrante, todo su entorno sabía que su ex pareja la mataría, la Justicia valoró solo un riesgo medio a pesar de los antecedentes del presunto asesino. La acabó matando.

Y dan igual las exclamaciones, las manos en la cabeza, los minutos de silencio, las palabras que no dicen nada, los gestos que no llevan a nada. En este país quien debería hacerlo no se toma en serio la lucha contra la violencia machista. Tan poco en serio se la toma que recorta presupuestos, que deja de destinar partidas a algo tan fundamental como es mantener a las mujeres con vida. Hoy, sobre el papel se ha avanzado algo, veremos en que se traduce en realidad.

Y más allá de los recortes y las grandes decisiones, prestemos atención a los pequeños gestos, sancionemos sin rubor al machismo recalcitrante, afeemos las conductas que lo sustentan, no pasemos de largo ante una pelea en la calle o ante los gritos de una vecina, eduquemos a nuestros hijos en la igualdad, denunciemos la publicidad machista, no descansemos. No podemos permitirnos descansar ni bajar la guardia, porque ellos nos siguen matando y a los políticos parecen que les importa poco. Nuestros nombres y nuestras reivindicaciones no caben en sus agendas.”

Os dejamos con la reflexión de esta tuitera sobre el suceso:

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Fuente: elegímaldía