Web
Analytics

La asquerosa confesión de uno de los miembros de ‘La Manada’ da un vuelco al juicio

Este miércoles, uno de los juicios más controvertidos y seguidos de los últimos años en nuestro país estaba reservado para el interrogatorio de los cinco miembros de la Manada. Estos cinco jóvenes se encuentran en prisión provisional desde julio de 2016 por la presunta violación de una joven de 18 años en las fiestas de San Fermín de ese año.

Tanto en la primera declaración judicial del 2 de septiembre de 2016 como ayer miércoles los acusados han asegurado que la víctima les dijo: “Puedo con dos y con cinco”, pero esta frase no se escucha en ninguna de las grabaciones. Además, el abogado de la mujer ha recordado que “ella siempre se refería a que eran cuatro y no cinco” y que “lo que ellos cuentan no tiene nada que ver con lo que se ve en los vídeos”. 

El abogado de tres de los acusados que ya habrían declarado, Agustín Martínez Becerra, ha declarado que sus clientes se han ratificado en las explicaciones que dieron en la fase de instrucción, pero el letrado no ha querido revelar detalles de la comparecencia de sus defendidos.

Por su parte, uno de los abogados de la acusación ha asegurado que uno de los miembros de ‘La Manada’ habría confirmado que no tenían el consentimiento verbal de la víctima, a lo que Agustín Martínez Becerra ha respondido que “No sé quién ha dicho eso, ni si estaba en la sala, yo no he escuchado eso”.

Los acusados han respondido a las preguntas de todas las partes, salvo a las de la representación del Ayuntamiento y de la Comunidad foral, en una sesión que tuvo que ser interrumpida a las doce del mediodía durante cuarenta y cinco minutos por los gritos de una concentración en las puertas del juzgad en apoyo a la víctima.

Y si en la calle se está discutiendo muchísimo sobre este juicio, las redes sociales echan humo. Mientras unos usuarios difunden la identidad de los acusados, otros reclaman su derecho a la presunción de inocencia y otros hablan de que la víctima hizo “vida normal” después de la agresión sexual, entre ellos muchos medios de comunicación.

Que a lo mejor esperaban que la víctima de una violación se metiera en un convento de clausura, en una cueva o en un hoyo hasta que a ellos les pareciera correcto que siguiera con su vida. No lo sabemos, pero lo que tenemos claro es que nos da muchísimo asco.