Web
Analytics

La confesión más dura de Bertín Osborne a su imitador

img_gmartin_20160628-014629_imagenes_lv_otras_fuentes_m4-k3LC--656x369@LaVanguardia-Web

La confesión más dura de Bertín Osborne a su imitador: “No soy feliz”. 

La pasado noche volvía el programa “Mi casa es la tuya” con la entrevista más peculiar de esta temporada: Javier Quero, el mejor imitador de Bertín Osborne, entrevistaba al presentador en su casa. Con la polémica de Andreu Buenafuente aún coleando, había muchas ganas de ver al cantante madrileño respondiendo a las preguntas de su “doble”. 

img_gmartin_20160628-014629_imagenes_lv_otras_fuentes_m5-k3LC--656x369@LaVanguardia-Web

Bertín empezó recordando su infancia: “De niño era muy buen estudiante pero en el momento que descubrí que había más cosas en la vida que ir al colegio cambio mi percepción de la vida”

Luego habló de una de las bromas más pesadas que le hizo a su buen amigo Ignacio, habitual blanco del humor del presentador: “En una comida, le metí tres o cuatro pastillas relajantes para que se relajara y dejara de comer… A la media hora le empiezan a salir ronchas en la cara. Resulta que tenía alergia a uno de los componentes de las píldoras”

img_gmartin_20160628-014629_imagenes_lv_otras_fuentes_m2-508-k3LC--656x369@LaVanguardia-Web

Pero el momento más duro de la entrevista llegó casi al final, cuando Bertín confesó que “nunca he llegado a ser la persona que quería ser, querría haber triunfado en el ámbito deportivo profesional. Si me hubiesen dicho que habría querido ser en la vida, habría dicho que otra cosa. Pero he aprendido a disfrutar haciendo algo que no he querido hacerlo nunca”.

Y Bertín siguió hablando y sincerándose, asegurando que no es feliz. “Ser feliz con mayúsculas es algo muy importante y uno puede ser feliz cuando lo que ves a tu alrededor te transmite felicidad. No puedo ser feliz si veo a gente a mi alrededor que lo pasa mal”.