Web
Analytics

Hay un nuevo reto que lo está petando en Internet, y los padres están haciendo esto tan inapropiado con sus bebés

En el pasado hemos compartido algunos de los retos más absurdos que se han puesto de moda en las redes sociales. A principios de año compartimos uno que estaba arrasando en China, y que podríamos llamar algo así como el “reto del folio. Un reto que consistía en sacaros una foto con un folio tamaño A4 —el clásico papel de impresora— delante de vuestra cintura… y que fue contestado de esta manera tan genial por sus detractores.

En Estados Unidos celebran el Día del Padre el tercer domingo de junio, y coincidiendo con la fecha se ha viralizado un nuevo reto que, en este caso, involucra a los propios padres, a sus bebés… y a un puñado de Cheerios.

Señoras y señores, os presentamos… ¡el reto de los Cheerios!

El desafío es muy sencillo: lo único que tienes que hacer es coger una caja de Cheerios, acercarte silenciosamente a tu bebé durmiente… y, de uno en uno, hacer una torre de tantos Cheerios como te sea posible. Como os podréis imaginar, requiere bastante habilidad.

It takes skill. It takes agility.

Pero eso no ha impedido que algunos padres hayan conseguido unas torres realmente magníficas.

You must have the stealth of a jungle cat.

Patrick Quinn, el fundador de la red social para padres Life of Dad, le ha contado a BuzzFeed cómo se le ocurrió la idea… y fue jugando con su bebé de tres semanas, Maxton.

Simplemente le puso un Cheerio sobre su nariz… y después se picó e intentó ver cuántos sería capaz de apilar hasta que se cayeran o Maxton se despertara, lo que ocurriera primero.

Con el hashtag #CheerioChallenge —”#RetoDeLosCheerios“—, el desafío se ha viralizado, y las redes se han llenado de imágenes de bebés durmiendo con Cheerios apilados sobre sus naricitas. Es una imagen surreal, incluso algunos lo han considerado humillante, pero nadie sale herido —excepto quizás la autoestima de estos bebés cuando crezcan y vean lo que hacían sus padres con ellos.

Por lo visto, el récord hasta el momento es de 16 Cheerios, una hazaña que han conseguido dos padres. Quinn lo ha definido como “el Everest de las pilas de Cheerios“.

Algunos padres se han vuelto creativos con el desafío:

Some dads who haven't had Cheerios on hand have gotten creative with the challenge.

Some have gone for a full-body, multi-stack technique.

Otros han querido rizar el rizo… y han hecho la pila de Cheerios… ¡sobre sus bebés despiertos!

Others have taken great risks, stacking Cheerios upon their babies who are awake.

Está claro que el verdadero desafío, en muchas ocasiones, es aguantarte la risa para no despertar al bebé.

"The real challenge of the Cheerio Challenge is stifling your own laughter," Quinn said.

Y vosotros, ¿os atreveríais a intentarlo?

How many Cheerios can YOU stack on your baby?

¡Compartid vuestro #RetoDeLosCheerios en los comentarios!

Os dejamos con estos 15 tuits muy macarras sobre bebés, para personas con mucho sentido del humor.

Vía Elegí mal día.