Web
Analytics

Estupefacción por el enfado en directo de Ana Rosa Quintana tras lo que dijo un independentista

Ya es 21-D. Este jueves se deciden los escaños que ocupará cada partido en el Parlament de Catalunya, y es muy probable de que haya escenarios muy diferentes en función de variaciones mínimas en los porcentajes.

¿Conseguirá el bloque independentista la mayoría absoluta y, por tanto, formar un Gobierno? ¿Y si no suman 68 escaños? ¿Qué fichas puede mover el bloque constitucionalista para intentar llegar al Govern? ¿Quiénes tienen opciones reales de llegar a Molt Honorable? ¿Cuál es el papel de Catalunya en Comú-Podem ante los dos grandes bloques?

Son muchas las incógnitas que quedan por despejar, aunque principalmente nos encontramos ante cinco escenarios posibles. De no cumplirse ninguno, tendríamos que llegar el sexto: la temida repetición de las elecciones.

Todos los medios están cubriendo las votaciones y se suceden las anécdotas curiosas, pero una de las más comentadas ha sido la que ha protagonizado Ana Rosa Quintana en su programa.

El matinal de Telecinco se ha trasladado hasta Barcelona para seguir detalladamente las elecciones, y uno de los reporteros se encontraba en uno de los colegios electorales en los que se había congregado gran cantidad de gente para votar.

Evidentemente, no era una jornada como otra cualquiera: el escenario es muy diferente al que se encontraron muchos de estos votantes durante el referendum ilegal del 1-O, y es normal que ese día estuviera en la memoria de muchos de los que estaban hoy ejerciendo su derecho a voto.

Es precisamente lo que le pasaba a uno de los entrevistados, a quien el reportero de Telecinco ha preguntado sobre la diferencia entre aquel 1-O y este 21-D. El entrevistado no ha dudado:

“¡Gracias a Dios no debo preocuparme si voy a volver a casa bien o no porque haya unos salvajes que me vayan a pegar o levantarme del suelo por las orejas!”

Tras escuchar estas palabras, Ana Rosa ha empezado a hablar por encima del entrevistado, interrumpiendo en cuanto ha sido posible la conexión en directo: “No estoy dispuesta a escuchar más, insultar a la policía española en este momento no“, ha reprochado la presentadora.

“Creo que hay un enfrentamiento que lo único que está haciendo, desde algunas partes, es incitar al odio. Eso es muy malo, una sociedad que se está fracturado.”

Así, ha pretendido dejar claro que en su programa no hay cabida para los insultos, y que estas elecciones deberían servir para la reconciliación. Sin embargo, a muchos no les ha gustado la manera en la que ha transmitido este mensaje:

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Fuente: elegímaldía