Web
Analytics

Esta mujer ha dejado de afeitarse su alucinante barba… y nunca ha estado más feliz

Muchas generaciones de mujeres han crecido con la obligación cultural de tener que eliminar, a toda costa, su vello corporal. Una vez más, se trata de un doble rasero por el que a las mujeres se les dice que sus cuerpos, en su estado natural, son inaceptables.

Una foto publicada por @lunchboxscoresagain el

En la actualidad, incluso el más mínimo pelo se considera un fallo. En lo que dura un anuncio de cuchillas de afeitar para mujeres incluso una cobaya afeitada se sentiría avergonzada. Esta imposición tan estricta es difícil de lograr por completo para muchas mujeres, poniendo a las mujeres con más pelo de lo normal en una situación muy complicada

Pero una mujer ha decidido que está harta de años y años de pasarlo mal por el tema y tener que quitarse una enorme cantidad de pelo… así que ha dejado que crezca su barba natural. Os presentamos a Rose Geil.

beard3-1024x536

Geil, una mujer de 39 años de Oregon, empezó a afeitarse cuando tenía 13 años y comprobó que le empezaba a salir pelo en la cara. Pasó años intentando luchar contra su exceso de vello afeitándoselo, arrancándoselo y, eventualmente, recurriendo al caro y doloroso laser.

De niña y joven adulta intentó ocultar su vello lo mejor que pudo, pero con un alto coste para sus relaciones personales. Estaba tan ocupada gestionando el crecimiento de su pelo que tenía problemas para hacer “cosas de chica” con sus amigas; por ejemplo, nunca se quedaba a dormir en casa de nadie porque al día siguiente ya se le notaría la barba incipiente.

Pero hace ocho meses, después de años de ocultarse avergonzada, decidió detener el proceso interminable de quitarse el vello, y empezar a dejarlo crecer de forma natural

Geil dice que la elección le ha liberado, y que nunca se ha sentido mejor.

 

Una foto publicada por @lunchboxscoresagain el

Dejar crecer mi barba me ha hecho sentir más segura de mí misma. Me siento guapa con mi barba, y nunca me había sentido guapa antes“, ha contado a los medios. El cambio ha sido increíblemente positivo para su bienestar emocional. “No me había dado cuenta del impacto emocional hasta que he sido más mayor. Cuando era joven pensaba que era la angustia adolescente habitual“, ha dicho.

Ha recibido un apoyo incondicional por parte de todo el mundo desde que se dejó la barba.

 

Una foto publicada por @lunchboxscoresagain el

Su familia y amigos han apoyado de manera entusiasta su decisión, felices de que se acepte a sí misma. Por supuesto, a menudo recibe más atención de la que le gustaría en público, pero sus experiencias han sido sobre todo positivas. “La gente por la calle me mira dos veces, pero sus reacciones son positivas o neutrales“, ha dicho. “Alguna gente se me ha acercado en público y han querido conocerme y darme la mano y decirme que soy muy valiente e incluso una inspiración“.

La gran cantidad de admiración que ha recibido en las redes sociales ha sido también interesante.

 

Una foto publicada por @lunchboxscoresagain el

El Instagram actualmente tiene cientos de seguidores, muchos de los cuales se ponen muy afectuosos con ella. “Algunos se dejan llevar demasiado“, ha dicho. “He tenido propuestas de matrimonio, regalos de billetes de avión para ir a visitarles, fotos inapropiadas, todo lo que se te ocurra“.

Pero, al final, lo mejor de su decisión ha sido el paso hacia un mayor amor por sí misma y una total aceptación.

 

Una foto publicada por @lunchboxscoresagain el

Todo depende de mi actitud. Darme a mí misma la libertad de ser exactamente quien soy“, ha dicho. “Y por ese motivo, me siento más mujer“.

Aquí tenéis un vídeo sobre ella:

Ahora volvemos, estamos tirando nuestras cuchillas de afeitar.

Vía Elegí mal día.