Web
Analytics

Entré en Snapchat y descubrí que mi cara es idéntica al filtro “empollón”

Confesamos que no somos los mayores expertos de Snapchat. Quizás esta aplicación, que permite a sus usuarios compartir fotografías y vídeos con sus contactos, nos ha pillado demasiado viejos. ¡Ahora entendemos lo que debió sentir nuestro padre cuando le explicamos lo que eran los retuits!

CmWD2SGVYAErWmg

Pero aunque no estemos enganchados a esta aplicación, que causa furor entre los más jóvenes, sí conocemos algunos de sus características más divertidas. Por ejemplo, que se puede controlar durante cuánto tiempo son visibles los contenidos que compartes, tras lo cual desaparecen de la pantalla del destinatario e incluso son borrados del servidor de Snapchat.

Sin embargo, nuestra opción preferida son los filtros. Ponerte coronas de flores, deformar tu cara, o aparecer vomitando arcoiris o con unas enormes orejas de perro, son de esas cosas que sobre el papel parecen una soberana tontería, pero que acaban enganchando a cualquiera

Pero, ¿qué pasa con estos filtros cuando en realidad tú cara ya parece un filtro de Snapchat? Pues eso es exactamente lo que le ha pasado a una estudiante de Florida que se ha dado cuenta de que su cara es igual al filtro “nerd” —”empollón” en inglés.

La joven subió una foto a su cuenta de Twitter donde comentaba: “Gracias a Dios que no me veo así“, y que ya tiene más de 14.000 retuits y los 20.000 me gusta.

 

Mal de muchos, consuelo de tontos: no es la única que tiene la misma cara de filtro de Snapchat

 

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Cuidado con la adicción a esta aplicación, por cierto: una enfermera adicta a Snapchat perdió su trabajo por enviar una foto del pene de un paciente por error a sus jefes.

Vía Elegí mal día.