Web
Analytics

Empeora gravemente el estado de salud de Salvador Sobral, ganador de Eurovisión 2017

Después de convertirse en ganador del último Festival de Eurovision, su legión de seguidores no dejó de crecer, como demostró el hecho de que sus actuaciones habitualmente colgaban el cartel de “no hay entradas” allá por donde pasaba. Y todos estos seguidores, los antiguos y los nuevos, están ahora mismo muy preocupados por este joven de 27 años, dotado de un gran talento para la música.

Recientemente nos informaron de que a Salvador Sobral se le acababa el tiempo. Después de conquistar a toda Europa con “Amar pelos dois” —”Amar por los dos“—, supimos que el portugués se encontraba en lista de espera urgente para recibir un corazón compatible con el suyo, debido a la insuficiencia cardiaca que sufre.

Su situación pareció mejorar cuando, por fin, recibió un trasplante de corazón en el Hospital Santa Cruz de Carnaxide, Lisboa, y las primeras informaciones aseguraban que evolucionaba favorablemente después de haber estado meses ingresado.

Sin embargo, dos semanas después de recibir este trasplante su estado de salud de Sobral vuelve a ser motivo de preocupación: aunque hasta ahora se recuperaba bien, pero en los últimos días su equipo médico ha visto cómo empeoraba la situación del joven después de sufrir un fallo renal.

Fuentes próximas al cantante han confirmado que sus riñones han dejado de funcionar.

“Son reacciones normales en muchos pacientes después de un trasplante. Unos días después de la operación la función renal de Salvador comenzó a fallar. Cuando dejaron de funcionar se contempló recurrir a la diálisis.”

Según las mismas fuentes, finalmente no recurrieron a ella porque respondió bien a uno medicamentos diuréticos administrados por su equipo médico. Sin embargo, ha sido trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital, en la que continúa a día de hoy bajo observación a la espera de que se estabilice su situación.

Este fallo renal del cantante ha supuesto un revés en su recuperación, ya que ha obligado al aplazamiento de la primera biopsia después del trasplante que se tenía que haber realizado el pasado día 15 de diciembre; se trata de un procedimiento clave para determinar si el corazón trasplantado está siendo aceptado o rechazado por el cuerpo de Sobral.

Por lo visto, además de los medicamentos diuréticos, el cantante está tomando fármacos inotrópicos para aumentar la contractilidad miocárdica, e inmunosupresores que ayudar evitar que su cuerpo rechace el órgano, pero que le dejan expuesto a infecciones.

Por lo tanto, recibe un número muy limitado de visitas, limitadas a sus padres, su hermana Luisa, y su supuesta novia, la actriz belgofrancesa Jenna Thaim.

Mucha fuerza, Salvador.

Fuente: elegímaldía