Web
Analytics

Ella nació con una desfiguración, pero mirad su sonrisa al verse en el espejo tras la operación

Os presentamos a Lilli Sim, una chica cualquiera si no fuera por una peculiaridad: nació con displasia craneofrontonasal, una anomalía que afecta a muy pocos nuevos nacimientos. Durante toda su vida, Lilli ha sufrido muchas dificultades, desde acoso escolar a problemas respiratorios. Pero ahora, todo eso pertenece al pasado y como ella misma asegura “ha renacido”.

Captura-de-pantalla-2016-07-26-a-las-12.10.32-622x326

Desde luego que su vida no ha sido fácil, pero siempre la ha encarado con una sonrisa. Según ella misma dice “esto ha sido la clave para mantenerse fuerte, a pesar de las circunstancias”.

Cuando nació, los doctores le dijeron a sus padres que pronto moriría pero la pequeña nunca se dio por vencida.

Lilli tuvo su primera cirugía a los seis meses, y ya con 4 años tuvieron que moverle los ojos para que equilibrara a la altura de su nariz. La joven tenía que ir regularmente al médico, teniendo hasta tres citas por semana.

Lilli también sufrió bullying durante casi todo el colegio hasta el bachillerato, cuando el acoso bajó de intensidad hasta casi desaparecer.

Su tercera cirugía fue a los 16 años, donde le reconstruyeron la cara. A partir de ahí su vida cambió radicalmente: había comenzado a vivir de verdad.

Hoy Lilli está encantada y próximamente irá la universidad. Según contó a Daily Mail, quiere trabajar de asistente social y ayudar a muchas personas con dificultades como las que ella sufrió.

Lilli espera que su historia ayude a muchas personas como ella a salir adelante y luchar por sus sueños, a pesar de todas las dificultades que se puedan presentar en el camino.

¿Qué os parece su historia? Contádnoslo en los comentarios.

Os dejamos con otra historia estremecedora: los doctores pensaban que se estaba volviendo loca, hasta que la paciente dibujó un reloj… y descubrieron la verdad.

Vía Elegí mal día.