Web
Analytics

El último miembro de ‘La Manada’ que estuvo con la chica confiesa como se despidió de ella y no puede dar más asco

El juicio contra los miembros de ‘La Manada’, que comenzaba el pasado 13 de noviembre y finalizaba el uno de diciembre, se ha convertido en uno de los más polémicos y mediáticos de nuestro país en los últimos años. Estos cinco hombres, acusados de violar a una joven madrileña de 18 años en las fiestas de San Fermín del 2016, siguen en prisión a la espera de la resolución judicial, que según indican tendrá lugar en febrero del próximo año.

La primera en exponer las conclusiones en el juicio fue la fiscal Elena Sarasate, que afirmaba que estaba más que demostrado que los cinco jóvenes abusaron sexualmente de la víctima. Al día siguiente le tocó el turno a la defensa de los cinco acusados, que aseguró que pueden ser unos imbéciles, patanes y primarios, pero que no son culpables:

“No son modelo de nada, incluso pueden ser verdaderos imbéciles, con comportamientos en sus mensajes patanes y primarios, interesados por el fútbol, la pertenencia al grupo y mantener relaciones sexuales con muchas mujeres. Pero también son buenos hijos, algunos tienen trabajo y otros lo intentan y están unidos a sus familias y a sus amigos”.

Después de que el juicio quedara visto para sentencia, el abogado de uno de los miembros de ‘La Manada’ hizo una petición para la puesta en libertad de su defendido hasta la resolución judicial, petición a la que se sumaron el resto de defensas y a la que se opusieron las acusaciones. Finalmente, el pasado viernes 1 de diciembre, el Tribunal rechazó la puesta en libertad de los acusados, que tendrán que esperar la sentencia en prisión. 

Y según pasan los días, vamos conociendo más datos sobre las declaraciones de la víctima y de los acusados. Lo último en ver la luz ha sido el testimonio del peluquero de Triana, Jesús Escudero Domínguez, que asegura que la víctima no sólo no parecía estar enfadada después de lo sucedido en el portal, sino que quería seguir con los cinco hombres de fiesta.

 

El peluquero también afirmó que fue él el último en abandonar el lugar de los hechos, y que se despidió de la joven con cara de pena: “Yo le dije adiós y giré la cabeza. Puse cara de pena, como diciendo “adiós, nos vamos. No vamos a seguir contigo de fiesta, lo siento”.