Web
Analytics

El Padre Apeles sale en defensa de Adriana Abenia por su escandalosa foto con el párroco

Adriana Abenia se está convirtiendo en una auténtica experta a la hora de manejar a su antojo las redes sociales. Hace poco aparecía en su Instagram besándose con una chica, mientras publicaba un texto muy necesario en el que dejaba clara su opinión sobre una de las lacras de nuestra sociedad, la homofobia. No en vano, el otro día recuperaba el tema en su blog para hablar sobre la masacre de Orlando.

Una foto publicada por Adriana Abenia (@adrianaabenia) el

Ahora, la ha liado parda con una fotografía gamberra de Adriana con el párroco que ofició la boda del presentador Álvaro de la Lama, que se casaba con Emilia Alfaro. Carmen Alcayde, Nacho Montes y Adriana Abenia fueron algunas de las celebrities televisivas que se pudieron ver en la celebración. La boda transcurrió con total normalidad, pero la imagen que ha decidido compartir en Instagram no habría hecho mucha gracia al arzobispado de Valencia.

Adriana Abenia cogió una berenjena a modo de micrófono y se hizo una fotografía con el párroco, que se apuntó a la fiesta tras oficiar la boda. Además, en el texto que acompañaba la imagen alabó su “modernidad“:

Una foto publicada por Adriana Abenia (@adrianaabenia) el

“Yo acabé la noche con el párroco. Curas modernos que se ríen de cualquier cosa. Así debería ser la Iglesia.”

Por lo que parece, la fotografía no ha sido muy bien recibida por parte del arzobispado de Valencia, que la ha considerado demasiado transgresora y que va acompañada de un mensaje que “podría dar lugar a equívocos.

El mismísimo Padre Apeles ha salido en defensa de Adriana. “Me parece ridículo que alguien pueda escandalizarse por esa foto“, ha dicho Apeles, que además piensa que ella es una persona “espontánea, transparente y divertida“, por lo que considera que es un error sacar de sus casillas la situación.

Pero no solo ha defendido a Adriana: también ha querido defender al párroco que se ha convertido en involuntario protagonista.

“Al cura no lo conozco personalmente, pero tenemos un amigo en común y me consta que es de primera. Me parece genial que actúe con normalidad. Están en una fiesta de matrimonio con la consiguiente alegría. No hacen nada malo. Saben que los están fotografiando y no tienen nada que esconder.”

Así, Apeles aprovecha para hacer una crítica de la Iglesia:

“Hay curas que parece que no han matado una mosca y ya sabemos lo que han hecho. Sólo las personas sucias son las que piensan suciamente de los demás. El Papa Francisco ha dicho que quiere curas que sean personas normales, que se rían y vayan al cine. Están los dos muy simpáticos. Adriana es así. No hay que darle más vueltas. Las pocas veces que la he tratado me ha causado una óptima impresión y cuando me ha entrevistado lo ha hecho con gracia, pero sin faltar al respeto. No tienen de qué avergonzarse y espero que los dejen en paz a ambos.”

Tampoco es que Adriana necesite que la defiendan. Viendo que la polémica no paraba de crecer, ella misma ha decidido ponerle fin con una publicación en su blog en el diario 20 minutos, donde lo deja todo bien clarito.

Una cosa está clara… acabaron finos

Un vídeo publicado por Adriana Abenia (@adrianaabenia) el

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

CmHY-fTWQAEfkyf

Os dejamos con otra estampa veraniega: el escotazo de Blanca Suárez en esta portada, que ha provocado una guerra en las redes sociales.

Vía Elegí mal día.