Web
Analytics

El “grave” problema de esta concursante de ‘Quiero ser’ para justificar por qué no desfila, os dejará con el culo torcido

La aventura de Sara Carbonero en el prime time de Telecinco ha durado menos de lo esperado. La culpa la ha tenido la más que discreta acogida que ha tenido su Quiero ser, lo que ha obligado a reaccionar rápidamente a Mediaset.

Cnw1tMaXEAA9I1Y

El nuevo programa de Sara Carbonero era, sin duda, uno de los más esperados de la programación de verano. Un concurso de talentos, según aseguraban desde Mediaset, en el que se supone que descubriremos quienes son los nuevos cerebros del mundo de la moda. Pero, al final, ni moda, ni talento… ni nada de nada.

El formato es muy parecido a otros que hay en la actualidad: un grupo de jóvenes que busca la fama, en esta ocasión con la moda como pretexto. De la misma forma que en otros casos se persigue triunfar en el mundo de la cocina —como en el caso de MasterChef—, o encontrar a su media naranja —en formatos como First Dates o Mujeres y Hombres y Viceversa.

El caso es que, tratándose de Telecinco, parece que al final todo es lo mismo: hacerse un hueco en el mundo de la prensa rosa para vivir el máximo tiempo posible de ello.

aspirantes-referencia-moda-Quiero_MDSVID20160719_0167_17

El caso es que, para nosotros, lo mejor del programa han sido las opiniones sobre él que se han podido leer en las redes sociales. Aquí tenéis algunas de las mejores.

Sea como sea, el programa ha hecho perder  competitividad a Telecinco en el horario estelar de la cadena, provocando la fuga de espectadores a otras cadenas —First Dates ha llegado a batir su record. Por ello, Mediaset ha decidido levantar Quiero ser de su canal principal y se ha trasladado a Divinity, donde emitirá el resto de entregas grabadas.

Ya en Divinity, para intentar levantar el interés por el programa, han introducido a una nueva concursante que va a dar mucho de qué hablar. Rubia, alta, despampanante… así es Celia, la sustituta de la primera expulsada, Cristina.

CoeWmZ0UEAEz3hB

Pero aunque derrocha seguridad en sí misma, tras asegurar que tiene 70.000 seguidores en Instagram, no dudó en desfilar ante Marlene, la que será su rival esta semana, para justificar por qué no se dedica a desfilar. Según ella, “no muevo la mano derecha por usar tanto el móvil“.

Pasen y vean el que ha sido el momento más tróspido del programa hasta el momento:

Problemas del siglo XXI“, sentenció tras su desfile.

Ignoramos cómo le estará influyendo su paso por el programa, pero por lo pronto en estos momentos su Instagram de 70.000 seguidores aparece cerrado, no sabemos si por decisión propia de la aspirante a it girl

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Para tróspido, estamos esperando con ansias el anunciado reality sobre la familia Campos: por lo pronto, os contamos cómo ha sido este ZASCA épico a Terelu durante la grabación.

Vía Elegí mal día.