Web
Analytics

El elegante ZASCA de Lidia Torrent a un concursante que no paraba de piropearla durante su cita

First Dates sigue cosechando grandes audiencias y nuevos seguidores semana tras semana con una fórmula que, aunque no lo es, parece muy sencilla: un presentador top que da mucho juego con los pretendientes que acuden al dating show de Cuatro en busca del amor; unos camareros con una química espectacular, y unos guionistas que siguen con el listón muy alto después de más de un año en antena. Uno de los puntos fuertes del programa reside en que, si estás zapeando y lo pones unos segundos, te engancha hasta saber si Paqui le da una segunda cita a Manolo o lo manda a coger setas.

Después de ver muchas citas, uno de nuestros consejos si alguna vez decides buscar el amor en First Dates es que, ante todo, seas educado, tanto con tu cita como con los camareros y presentador. No seas un baboso con Lidia Torrent o con Matías, que sí, que son muy guapos, pero no lo hagas. No te comportes como un sábado a las cinco de la mañana en la discoteca de tu pueblo cuando vas sudando J&B. No olvides que te está viendo media España, incluidos familiares y amigos. Un poquito de por favor.

Enzo, un italiano de 70 años que reside en Mallorca, se presentó ayer en el programa del amor como un galán a quien le gustaban las mujeres y el dinero. Empezamos fuertes, Enzo. Y lo primero que hizo este “figura” fue soltarle un piropo a Lidia Torrent: Sei il più bello del mondo” (eres la más bella del mundo) delante de su cita, Ana, que no sabía dónde meterse. 

La camarera le respondió con un elegante: “Muchas gracias, grazie mile, pero con esta mujer delante…”, a lo que Enzo, que claramente iba a lo suyo, se hacía el sorprendido: “¿Es que se enfadó?” preguntaba el italiano, cortando Lidia por lo sano con esta incómoda conversación: “No, no,no… yo me quedo en el ámbito camarera. Como cita te ha tocado la più bella cita que te podía tocar”.

Pero el show de Enzo no había hecho más que comenzar, y cuando acudió a la mesa la camarera Yulia le soltó otro piropo: “La mujer más bonita del mundo está en Rusia” a lo que la joven toreó como pudo: “Mira, aquí también en España las mujeres son preciosas y no se puede generalizar”. 

No había que ser muy avispado para saber que Ana iba a mandar al galán Enzo más allá de La Toscana, pero antes le dejó unos recaditos:

“A mí los hombres que están piropeando a cada persona, a cada camarera, esté hablando con ella o tirándola piropos… Yo estoy ahí. Ha tenido más detalles con las camareras que conmigo. Yo no soy invisible, estoy presente y lo que ha hecho es faltarme al respeto”

Conclusión: No seas como Enzo.