Web
Analytics

Denunció algo sobre las tallas de los pantalones que le convirtió en la nueva heroína contra las marcas de moda

El debate de las tallas ha vuelto con fuerza a las redes sociales gracias a la publicación de Lucy Horsley, una joven británica que se preguntaba en su cuenta de Facebook cómo unos pantalones de una talla más grande podían ser más pequeños que otros comprados en una tienda diferente: “¿Cómo puede ser que una talla más grande resulte ser más pequeña en otra tienda?”. 

El post de Facebook, que ya cuenta con más de 21.000 reacciones y más de 10.000 comentarios, compara dos pantalones: el primero, comprado en River Island, es de la talla 18, mientras que los otros los adquirió Lucy en la tienda New Look. 

Para muchas personas, comprar ropa se ha convertido en un auténtico drama gracias a los fabricantes y marcas. Los complejos abundan en una sociedad donde el físico manda, y donde no se tolera ni un mínimo de sobrepeso. La generación que vive bajo la dictadura del “estar siempre perfecto”, y de los 3.000 selfies en Instagram, no mezcla muy bien con ir a una tienda y comprobar que unos pantalones de tu supuesta talla no te entran ni con calzador. Así lo comenta la británica en su perfil de Facebook: “No me extraña que muchas niñas tengan problemas de autoestima y odien comprar ropa nueva”.