Web
Analytics

Demuestra con una imagen, lo caro que sale ser celíaco en Mercadona y así ha contestado la empresa

La cadena de supermercados Mercadona está en un momento muy dulce: se trata de la única compañía española que figura entre los 50 mejores retailers del mundo, según la clasificación realizada por Kantar Retail, y que está liderada por la estadounidense WalmartAmazon ha ascendido recientemente a la segunda plaza.

La compañía de Juan Roig ha perdido siete plazas respecto a 2015 y se sitúa actualmente en el puesto 49. Sin embargo, se mantiene como líder de la distribución española, donde tiene el 24,1% del mercado, y pese al empuje de Lidl y de Carrefour está teniendo uno de sus años de mayor crecimiento desde 2012.

Todo esto está haciendo que Mercadona esté en el punto de mira de los medios de comunicación; a través de un comunicado en su web, recientemente se vieron obligados a aclarar la procedencia de algunos de sus productos más “polémicos. La culpa la tuvieron os rumores de que la empresa habría decidido traer productos “de fuera” masivamente para abaratar los costes.

Pero no es el único motivo por el que la cadena está en el punto de mira. La relación de Mercadona con el colectivo de los celíacos surgió hace ya casi 15 años, cuando sus clientes empezaron a demandar productos sin gluten por la dificultad que tenían, tanto económica como geográfica, para disponer de ellos.

Roig desmintió recientemente una leyenda urbana que seguro que habéis oído, según la cual el hecho de que una de sus hijas fuera celíaca habría sido el detonante de su amplia selección de productos sin gluten. “Que se sepa hasta la fecha no tengo ninguna hija o nieta celíaca, pero los bulos da igual que los desmienta continuamente“, comentó el empresario.

Pero un tuitero ha denunciado que esta gama de productos no es precisamente “económica. A través de un tuit en el que compara los precios de dos productos similares, en sus versiones “normal” y sin gluten, parece que queda claro que existe una diferencia de precio demasiado grande

Juzgad vosotros mismos:

Como podéis ver, un kilo de churros de la marca Hacendado cuesta 1,50 euros… y un kilo de churros sin gluten de la misma marca asciende a 17,50 euros. Una diferencia enorme de precio que ha generado comentarios de todo tipo:

Lo más importante, es que Mercadona ha contestado a la queja del tuitero cabreado:

Eso sí, la respuesta ha sonado a “contestación enlatada y algunos consideran que la empresa no hará demasiado al respecto… ¿Continuará?

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Fuente: elegímaldía