Web
Analytics

Carlota Corredera trata de paralizar la publicación de sus fotos en Tenerife.

carlota_h

Carlota Corredera trata de paralizar la publicación de sus fotos en Tenerife. 

Carlota Corredera ya sabe lo que se siente cuando pasas de detrás de las cámaras a ser un personaje público más, y no todo es bueno. La presentadora de ‘Sálvame’ está intentando detener, mediante la agencia que la representa ‘Pop Management’, la publicación de las fotos que unos paparazzis le hicieron mientras disfrutaba de sus vacaciones en Tenerife.

En las imágenes se puede ver a Carlota disfrutando con su bebé en la piscina privada del hotel donde se alojaban, el Iberostar Anthelia Costa Adeje. Y los asesores de la presentadora le han hecho llegar este amenazante mail a todas las agencias que están pensando en distribuir las fotografías.

17-desconectas-ppsilla_gallery_r

“Carlota Corredera no ha dado consentimiento alguno para que se le realizaran dichas fotografías sino que precisamente se ha preocupado en todo momento de buscar la intimidad de las zonas privadas del hotel para poder disfrutar del sol junto a su hija. Ante esta circunstancia y teniendo en cuenta que la naturaleza y origen de las imágenes es ilícita, me veo en la obligación de transmitirles varios asuntos: que las instantáneas han sido tomadas subrepticiamente en lugar privado, sin el conocimiento de la protagonista de las mismas y acompañada de un menor de apenas 1 año de edad; que los hechos suponen una intromisión en su imagen y vulneran gravemente su derecho a la  intimidad y familiar; y que,como bien saben, el Tribunal Supremo se ha mostrado tajante ante casos similares y, por seguro, se mostraría igualmente tajante en el caso de que estas imágenes vieran la luz en una publicación y nos viéramos obligados a acudir a los tribunales para solicitar la restitución del daño causado”.

1425911283_376524_1426755911_sumario_normal

“Si las instantáneas llegasen a ver la luz, se interpondrán cuantas medidas ofrezca la ley para proteger el derecho a la intimidad de Carlota. Estos avisos van dirigidos tanto a la agencia de fotógrafos que pretenda comercializar las imágenes como a la publicación o medio de comunicación que las pretendiera hacer públicas”.

Cualquiera se pasa con la buena de Carlota.