Web
Analytics

Cachondeo por la nota que le dejaron unos policías a un coche hecho de nieve

Colocar un monigote en la espalda, pegar una moneda al suelo, adelantar la hora en los relojes… no sabemos si la culpa la tienen los programas de televisión de cámara oculta, los miles de bromas de todo tipo que acostumbran a hacer los youtubers, o simplemente que cada vez somos más cabroncetes, pero hay que reconocer que las bromas “de toda la vida” no tienen mucha gracia hoy en día.

Los tiempos han cambiado y hay que subir el nivel, algo que se le da muy bien nuestro protagonista, Simon Laprise. Se trata de un carpintero canadiense de 33 años que quiso gastar una broma inocente… pero estaba tan, tan currada que terminó acarreándole un pequeño problema con la justicia.

Laprise esculpió en la nieve una réplica perfecta de un coche a tamaño real, para gastarle una broma a los trabajadores que sacan la nieve… pero en su lugar llamó la atención de los agentes de policía locales, que pensaron que era un coche real al que había que multar por estar “aparcado ilegalmente”, tal y como ha relatado Bored Panda.

“Hice el coche para divertirme expresando mi creatividad en aquel bonito día”, contó Laprise a Buzzfeed. Se trataba de una réplica a tamaño real de un DeLorean DMC-12, sí, el coche de Regreso al Futuro.

El problema es que en algunas partes de Canadá, aparcar en una zona en la que se va a retirar la nieve cuando está programado que pase un quitanieves está prohibido, motivo por el cual se detuvieron los policías. Tras una inspección, se dieron cuenta de que el vehículo realmente estaba hecho de nieve, pero les gustó tanto que dejaron una “multa” en el coche falso:

“¡¡¡Nos has alegrado la noche!!!”

Un chico canadiense ha tenido recientemente el placer de meterse con la policía.

El carpintero de 33 años esculpió en la nieve una réplica a tamaño real de un DeLorean DMC-12, el coche de Regreso al Futuro.

Ha dicho que se trataba de una broma inocente, dirigida a los trabajadores que retiran la nieve.

En algunas partes de Canadá, no obstante, aparcar en una zona de retirada de nieve cuando está programado que pase un quitanieves está prohibido.

Y era tan realista que los policías locales se detuvieron para ponerle una multa al vehículo “ilegalmente aparcado”.

Tras cierta inspección, no obstante, se dieron cuenta de que era una escultura de nieve.

Y dejaron esta nota en el falso coche.

“¡¡¡Nos has alegrado la noche!!!”, escribió el policía en la multa.

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Fuente: elegímaldía