Web
Analytics

Cachondeo por la metedura de pata en horario intantil de los concursantes de ‘Operación Triunfo’

Operación Triunfo trasladó su primera gala de 2018 a la noche del martes para evitar el día de Año Nuevo, y fue todo un acierto: la novena entrega del talent show musical destronó a El accidente, habitual líder de la noche de los martes, y consiguió, gracias a que reunió a 2.574.000 espectadores, lo que se tradujo en un espectacular 18,3%.

Así, el espacio de Gestmusic mejoró los resultados del especial emitido en Navidad… aunque por primera vez consigue un dato peor que el de su última gala regular, frenando así su tendencia alcista.

Aparte del fantástico elenco de concursantes, una de las grandes estrellas de esta edición está siendo la gran directora de la academia, Noemí Galera. Recientemente protagonizó un momento algo embarazoso: mientras Alfred le hacía un regalo a Amaia por su cumpleaños, los espectadores que estaban conectando con el 24 horas se percataron de que una voz que no era la de ninguno de ellos se colaba en el audio.

Era Galera, y lo que dijo fue un insulto a Alfred por el que posteriormente se ha tenido que disculpar.

Y es que el directo puede jugar muy malas pasadas: la última, la que han protagonizado algunos concursantes que parece que están demasiado relajados en la Academia. Durante su descanso, algunos se pusieron a hablar con total naturalidad sobre el día de Reyes… sin percatarse de que había cámaras y su conversación se estaba retransmitiendo en el canal 24 horas, y podría haber niños mirando.

Ahora mismo estaría en mi casa diciéndole a Pablo: ¿qué me has comprado por Reyes?“, comentó Miriam, produciéndose un silencio incómodo que no todos entendieron de primeras.

¿Qué pasa, por qué me miráis los tres?“, preguntó Agoney, el último en darse cuenta del error. Para acabar con la tensión del momento, Alfred rompió a cantar el cumpleaños feliz.

https://twitter.com/missawarcate/status/948939947213508608

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Fuente: elegímaldía