Web
Analytics

Buenafuente solo ha necesitado un juego de palabras para destrozas a los policías que insultaron gravemente a Carmena

Un ZASCA de los que hacen época, de los que no se olvidan, es el que le ha dado Buenafuente en su programa “Late Motiv” a los miembros del chat de la Policía Municipal de Madrid que, entre otras lindezas, le deseaban “una muerte lenta y agónica” a la alcaldesa, Manuela Carmena, además de llamarla “vieja asquerosa”, “Hija de la grandísima puta roja mal parida” o desear que hubiera sido otra víctima de los atentados ultraderechistas de Atocha: “Es terrible que no estuviera en el despacho de Atocha cuando mataron a sus compañeros”. No, hombre, no, lo terrible es que alguien como tú haya superado un test psicólogo y porte un arma de fuego. No te confundas, Chuck Norris.

Afortunadamente, estos “angelitos” ya han sido suspendidos del cuerpo y se les ha retirado el arma reglamentaria. Pero no sólo de Manuela Carmena se han acordado estos funcionarios en sus charlas, y también tenían tiempo para los periodistas de La Sexta, Antonio Ferreras y Ana Pastor, y para otros políticos como Pablo Iglesias o Gabriel Rufián: “Ojalá explote la sexta con todos ellos dentro y que ese día esté también Pablo Iglesias y Rufián”. 

Como decíamos, el presentador habló de este polémico asunto en su programa de Movistar+, mostrando primero los mensajes “Los pongo rápido porque son la hostia”, para después soltar un ZASCA que se escuchó hasta en Beijing: “Podíamos resumir los mensajes de esta gente de la siguiente manera. Por ejemplo, con una nueva asociación, que sería esta: Carmena Insultada por Teléfono por Fuerzas de Seguridad Aunque Abone su Sueldo (CITFSAASS)… No, espérate, cambia las siglas”.

En ese momento, las siglas dejaron de ser CITFSAASS para formar la palabra FASCISTAS. A continuación puedes ver este momentazo.