Web
Analytics

Àngels Barceló arrasa con su estremecedora reflexión sobre los presuntos violadores de la Arandina

Hace escasamente 15 días quedaba visto para sentencia el juicio –uno de los más controvertidos y mediáticos de los últimos años en nuestro país– que sentaba en el banquillo de los acusados a cinco hombres conocidos como “La Manada”, acusados de violar a una joven madrileña de 18 años en las fiestas de San Fermín del 2016.

Y la historia –por desgracia– parece que se repite. El martes conocíamos otro caso de una presunta agresión sexual a una mujer por parte de un grupo de hombres: tres jugadores de la Arandina, equipo de fútbol de Aranda de Duero, han sido detenidos por unos presuntos abusos sexuales a una chica de 15 años. Se trata del portero Víctor Rodríguez Ramos, ‘Viti’ y los delanteros Carlos Cuadrado Santos, ‘Lucho’, y Raúl Calvo Hernández, todos menores de 30 años.

Entre los muchísimos comentarios referentes a este nuevo caso de agresión sexual que se han publicado en las redes sociales y en los medios de comunicación en las últimas horas, destacamos la estremecedora reflexión de la periodista Ángels Barceló en la Cadena Ser. 

Aquí puedes leerla. 

“La historia parece que se repite, un grupo de chicos, una chica, en esta caso una menor, ella no acepta mantener relaciones sexuales con ellos y ellos la fuerzan y la agreden. Esta vez no fue en Pamplona, fue en Aranda de Duero y ellos tres jugadores de un equipo de fútbol local.

Se repite el esquema, chicos jóvenes, que actúan en grupo, en manada, porque así deben sentirse más fuertes. Y se graban, posiblemente para jactarse de su hazaña, entiendan que he entrecomillado la palabra hazaña.

Algo habremos hecho mal para que chicos, crecidos y educados en pleno siglo XXI, actúen como auténticos trogloditas. Y lo habremos hecho mal todos, como sociedad, para que sigan existiendo especímenes como estos, a los que ni siquiera les asustan las consecuencias de sus actos. Quizás porque piensan que el sometimiento de la mujer es algo normal. Quizás hayan crecido con esto, quizás lo han visto en casa. Ya lo decía recientemente un informe, uno de cada cuatro jóvenes ve normal la violencia de género dentro de la pareja.

Uno de cada cuatro, asusta el porcentaje. Así que como vamos a extrañarnos que grupos de jóvenes violen a alguna chica. Argumentan siempre ellos que la chica no se resistió. Que parte del cerebro se les desconecta a estos chicos para no entender un no, que parte de esta palabra tan sencilla pero tan importante no entienden.

Insisto, algo habremos hecho mal. Pero lamentarnos no es suficiente. O nos ponemos a trabajar en ello, todos, o habrá otras manadas acechando a sus posibles víctimas.”