Web
Analytics

7 formas muy prácticas —y rápidas— de convertirte en una persona más limpia

limpio

A veces es más fácil hacer solo “un poquito” de limpieza.

Esto te tomará menos de 5 minutos y hará sin duda que tu vida sea más ordenada y limpia, echa un vistazo a continuación:

1. Vacía tu bolso y utiliza un rollo quita pelusa para limpiar el polvo y las migajas que tengas en el fondo.

Vacía tu bolso y utiliza un rollo quita pelusa para limpiar el polvo y las migajas que tengas en el fondo.

Luego puedes simplemente desechar el papel adhesivo.

2. Deja tus cepillos de dientes sumergidos en líquido antiséptico toda la noche.

O simplemente reemplázalos si ya han pasado de tres a cuatro meses desde que los compraste.

Deja tus cepillos de dientes sumergidos en líquido antiséptico toda la noche — o simplemente reemplázalos si ya han pasado de tres a cuatro meses desde que los compraste.

Sumergelos después de lavarte los dientes antes de ir a la cama.

La American Dental Association dice que hacer esto “puede disminuir el nivel de bacterias que crecen en los cepillos“, aunque también señalan que no hay evidencia clínica de que hacer esto tenga algún efecto —bueno o malo— sobre tu salud.

3. Ata una bolsa de plástico llena de vinagre en la cabeza de la ducha antes de salir.

Ata una bolsa de plástico llena de vinagre en la cabeza de la ducha antes de salir.

Disolverá toda la suciedad mientras tú estás en otro lado, trabajando o estudiando —o de fiesta. Así cuando llegues a tu casa ¡tendrás una alcachofa de ducha limpia!

Por cierto: no le agregues bicarbonato de sodio.

Por cierto: no le agregues bicarbonato de sodio.

Claro, el burbujeo parece tener un efecto limpiador, pero el bicarbonato de sodio neutraliza la acidez del vinagre —y obtendrás acetato de sodio y agua, que no son limpiadores efectivos.

4. Tira rápido cualquier tipo de basura que tengas en tu coche.

Tira rápido cualquier tipo de basura que tengas en tu coche.

5. Desinfecta tu fregadero con cloro o aerosol limpiador.

Desinfecta tu fregadero con cloro o aerosol limpiador.

Después de sacar todas las sobras de comida, por supuesto. Simplemente sigue las instrucciones en la botella de tu aerosol desinfectante favorito.

6. Limpia tus picaportes y cerraduras.

Limpia tus picaportes y cerraduras.

Puedes usar tu aerosol favorito y un trapo limpio, una toalla desinfectante o un poco de vinagre limpiador —¡lo que te resulte más fácil!

7. Junta todas las toallas de tu casa y mételas en la lavadora.

Junta todas las toallas de tu casa y mételas en la lavadora.

¡No olvides los paños para las manos de la cocina y el baño! Lávalos en agua tibia con lejía que no destiña para eliminar las bacterias.

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

De regalo, estos 9 trucos que os harán sentir más cómodas con cualquier vestimenta, ¡tomad nota!

Vía Elegí mal día.