Web
Analytics

24 personas contaron en qué se convirtieron sus compañeros de escuela, y sus historias podrían inspirar guiones de películas

Se le da mucha importancia a los escolares, ya que de alguna manera se considera que son la base de toda la vida posterior. A los grandes estudiantes se supone que les espera un gran futuro; a los que son problemáticos, la cárcel. Y a los que pasan de todo, un trabajo repetitivo.

Sin embargo, la vida es impredecible. Es posible que una persona con malas notas termine convirtiéndose en ministro o estrella de cine, o que el cerebrito termine en la prisión de otro país. Atento a estos recuerdos de internautas sobre sus compañeros de clase, porque vienen giros inesperados.

1.

Mi compañero de clase tenía fibrosis quística. Durante toda la formación escolar le decían que probablemente no viviría hasta los 20 años. Esto unió mucho a nuestro grupo, así que queríamos que él fuera lo más feliz posible durante ese tiempo y lo entreteníamos como podíamos. Ahora tiene 50 años y es ingeniero en la NASA. Era increíblemente inteligente, así que su carrera laboral en la NASA no fue tan sorprendente como verlo en una excelente forma física, a pesar de los oscuros pronósticos de los doctores.

2.

Mi compañero de clase era un abusón y mal estudiante. Le robaba dinero a su abuela para jugar juegos de azar y todos estábamos seguros de que, tarde o temprano, iría a la cárcel. Pero después de terminar la escuela, encontré su perfil en las redes sociales y me sorprendí de lo mucho que había cambiado su vida. Cuando hablamos, me contó que gracias a sus conocidos comenzó a dedicarse de manera activa y exitosa a la política. Incluso me ofreció trabajo, llevar sus cuentas en las redes sociales. No vale la pena subestimar a los malos estudiantes, posiblemente, serán más sabios en algo en comparación con los cerebritos.

3.

Historia sobre un compañero de clases de la universidad. Él terminó la facultad de medicina con mención honorífica, se convirtió en psiquiatra, daba conferencias, después de 5 años dejó la medicina (como dijo: “dejé de entender quién era el médico y quién el paciente”). Se fue de la ciudad, prácticamente a un lugar en medio de la nada (los jabalíes van a ver qué clase de bicho raro se ha alojado allí). Ahora es apicultor, cazador y pescador. A veces vamos con él para descansar de la vida urbana. Y es feliz.

4.

5.

Un chico que conocí dejó los estudios y no realizó una carrera laboral, trabajaba como albañil, al parecer tomando alcohol y autodestruyéndose. Él tenía un brillante e inusual aspecto físico: no era guapo hablando en términos clásicos, pero muy inusual y carismático. Durante un tiempo. vivió en la calle, ya que sus padres eran de un pueblito y no tenía familiares en la ciudad. Recuerdo que unas veces le di de comer y le busqué trabajo. Después, un niña rica se enamoró de él. Ellos se fueron a la capital del país y ahí un reclutador de una agencia de modelos lo descubrió. Se trasladó a Londres y frecuentemente participa en desfiles de moda por todo el mundo. Con el tiempo, la chica se mudó con él y tuvieron un hijo.

6.

Mi mejor amigo de la escuela siempre obtenía buenas calificaciones y debería haber sido científico. Ahora juega frisbee, le apasiona el ciclismo y vive con sus padres. Él tiene dos carreras y su esposa es una exitosa mujer de negocios.

7.

Mi compañero de clase era un excelente estudiante, fue uno de los mejores cadetes en los cursos de formación de oficiales de reserva, obtuvo una beca por ser un químico talentoso, se enlistó al ejército para obtener la ciudadanía estadounidense. Como resultado, dejó todo para trabajar en la comercialización en red, pensando que se volvería millonario en unos cuantos años.

8.

9.

Estudié en los años 90, cuando ser un chico malo era increíble. Esto le salía muy bien a un compañero de nuestra clase llamado Erick. Los profesores le tenían miedo, los chicos le tenían envidia y las chicas estaban locas por él. A sus 14 años, parecía más grande que sus coetáneos. No lo vi durante 20 años. Los rumores decían que se había vuelto alcohólico. Finalmente, los compañeros de clase nos reunimos y su historia nos sorprendió. Se convirtió en una persona muy religiosa. Resultó que vivía en una zona muy lejana y actualmente ayuda a las personas a luchar contra su adicción al alcohol. “Yo sé muy bien lo que significa el alcohol. Yo logré dejarlo y ayudo a los demás a hacer lo mismo”, nos comentó él.

10.

Mi compañero de clase era un tipo raro. Tenía una mayor compañía de chicas que de chicos. No era tan buen estudiante, no practicaba deporte ni otra actividad. Lo llamaban exclusivamente “biólogo”. Él se fue al ejército, terminó la universidad y actualmente es biólogo… El biólogo principal de la región, doctorado en Ciencias Biológicas, divorciado y querido por las mujeres.

11.

El hijo de mi profesora jugaba fútbol, salía con una buena chica y era un vago. Después de la escuela, él trabajó un año en un restaurante y no tenía ni idea de a dónde iría a estudiar la universidad. ¡Hace poco me sorprendí al enterarme de que terminó un seminario local y pronto se convertirá en sacerdote!

12.

13.

La chica más inteligente de nuestro grupo dejó la carrera de ingeniería y se convirtió en músico y nudista. Actualmente viaja de un festival a otro, vestida como una hada de arcoíris. Se gana la vida leyendo las manos, el tarot y usando magia. También tiene un perrito Spitz.

14.

Un compañero solía hacer cosas absolutamente locas en cada fiesta, como “pelearse con los quioscos” o “correr por la calle principal desnudo”. Actualmente, regularmente comenta la situación económica para Deutsche Welle.

15.

Mi mejor amigo de los últimos grados vivía en una casa rodante y obtenía dinero vendiendo sustancias prohibidas. Su padre fue un fiscal de distrito, pero ellos no se llevaban bien. Mis padres odiaban a este chico. Sin embargo, después de dos años en la universidad, obtuvo una beca en un programa de medicina, actualmente trabaja como farmacéutico en Suiza. Mis papás se sorprendieron mucho cuando se enteraron.

16.

17.

Estudié con una de los “ángeles” de Victoria’s Secret. Además, durante un tiempo, salió con Leonardo DiCaprio. En la escuela se veía de una manera diferente a la actual: jugaba baloncesto y frecuentemente usaba pantalones deportivos y sudaderas. Son pocos los que podían suponer que bajo ese recubrimiento se ocultaban unas “alas”.

18.

En la escuela tenía un amigo con quien, al terminar la prepa, nos inscribimos a la misma universidad, pero en diferentes facultades. Yo terminé la carrera de Seguridad Informática y trabajo como IT, él obtuvo un diploma en Sistemas de Información, voluntariamente se enlistó al ejército y actualmente trabaja como patrullero por 500 USD mensuales.

19.

Accidentalmente me encontré con el número telefónico de mi compañero de clase a quien no veía desde hace 7 años. Le marqué y, al igual que en los viejos tiempos, decidí bromear un poco.
— ¿Antonio?
— Sí, soy yo.
— Le habla el inspector Gómez de la prisión estatal, es necesario que se presente a…
En ese momento, él me interrumpió diciendo que todo estaba bien e iría a registrarse la siguiente semana. En pocas palabras, él estuvo en prisión y hace poco salió bajo libertad condicional. La broma no salió como lo esperaba.

20.

21.

El chico gordito del salón era fanático del tecktonik, no les agradaba mucho a los profesores y no esperaban nada de él. Ahora, diez años después, se convirtió en bailarín y profesor de nivel mundial, da clases por todo el mundo, se desarrolla en su área, es increíble e inteligente. ¡Es un ejemplo muy inspirador, ¡estoy contenta por él!

22.

Estudié con una chica que todos creían que su mayor meta era casarse con éxito. (Obviamente, a ella no se le veían ganas de nada más). Posteriormente, comenzó a trabajar como ama de llaves con un hombre influyente. Al parecer, esa era su oportunidad para conseguir un buen matrimonio. Pero, en lugar de eso, ella fundó su propia empresa, la cual proporciona servicios de las mejores amas de llaves, quienes son sometidas a una cuidadosa verificación. Ella se convirtió en la primera millonaria de nuestro grupo de la escuela.

23.

Tenía una compañera de escuela muy tranquila, no tenía nada notable (la única cosa fue que, en tercero de secundaria, su pecho creció hasta copa D). Recientemente se casó con el hijo de un millonario extranjero del top 100 de la revista Forbes, dueño de plantas metalúrgicas y vive en Londres. Al mismo tiempo, esto me lo dijo un segundo compañero de clase y mi mejor amigo de la infancia, quien también desde hace tiempo vive en Londres y realiza investigaciones científicas en Oxford, aunque en la escuela no fue muy destacado.

24.

Y tú, ¿tienes algún compañero de clase del que te hayan sorprendido conocer su vida adulta? ¿O eres tú ese compañero?