Web
Analytics

18 ejemplos de personas ingeniosas que merecen un aplauso atronador

Pizza resecada y queso pegado al rallador, la pérdida de la fianza al mudarte de apartamento, y vecinos ruidosos. Está claro que todos tenemos nuestra propia lista de problemas cotidianos. Y es que por desgracia, nadie está a salvo de ellos.

Para que no nos arruinen nuestro estado de ánimo, lo mejor es compartir nuestros trucos para lidiar con ellos. Atento a estos consejos que harán tu día a día más fácil… ¡incluso encontrarás una manera de dejar de escribirle a tu ex!

  • En nuestra casa hubo un apagón y mi amigo no podía encontrar su teléfono móvil en una habitación oscura. Tras pasar un minuto de búsquedas en vano, soltó desesperadamente: “¡Ok, Google!”. La pantalla del teléfono se encendió de inmediato. Total, problemas modernos, soluciones actuales.
  • La visita a un departamento, antes de alquilarlo o comprarlo, es mejor acordarla para la tarde-noche o en fin de semana, ya que en este momento la mayoría de las personas están en casa. Así podrás evaluar el ambiente general e incluso ver (o quizás oír, lo que es menos agradable) a tus futuros vecinos. Valdrá la pena para cualquier persona que no quiere recibir un “regalo” en forma de residentes ruidosos tras una pared vecina en el día del estreno de su nuevo hogar.
  • En mi infancia, cada verano ayudaba a mi abuela a pelar varios cubos de ajo para elaborar encurtidos. Pero era muy difícil quitarles la piel y, ya con el segundo kilo, mis dedos ardían. Eso fue hasta que en nuestro patio entró la abuela Vera y nos aconsejó poner los dientes de ajo en remojo. ¡Qué alivio: tomas un diente entre tus manos y él mismo sale de su cáscara! Con el paso de los años, puedo decir que, dependiendo de lo viejo que sea el ajo, bastará entre 15 minutos y 3 horas.
  • Si llegaste a una farmacia por una prueba de embarazo, no dudes en comprar la más económica. Es igual de precisa que las más costosas.

Para aquellos que están cansados ​​de recoger frutas y verduras dispersas por todo el congelador:

  • Antes de tomar una decisión impulsiva a la hora de enviar un SMS a un ex, una queja a un superior, o simplemente un mensaje duro y ambiguo a cualquier persona, realiza ejercicios intensivos, por ejemplo, 20 flexiones, y luego reconsidera tu decisión. La actividad física estimula las funciones cognitivas en el cuerpo que ayudan a tomar decisiones más efectivas.
  • Cuando veas la televisión con los niños, activa los subtítulos. Estos mejorarán sus habilidades de lectura, ayudarán a desarrollar su vocabulario y facilitarán que escriban correctamente las palabras.
  • Cuando un grupo de personas va a mi encuentro ocupando todo el ancho de la acera, reduzco al máximo el ritmo. Entonces, se apartan y me dejan pasar. Oí que la gente, inconscientemente, cede el paso a alguien que es más lento que los demás. Este esquema todavía no ha fracasado ni una sola vez.
  • Los vecinos desconsiderados de mi amigo acumulaban constantemente todos los trastos en el rellano. Era imposible pasar y, además, el olor no era del todo agradable. Recientemente, mi amigo simplemente imprimió una nota falsa del departamento de bomberos. El papel, por supuesto, no tenía sello y el apellido del inspector lo había inventado él mismo. Un par de días después, el pasillo estaba perfectamente diáfano.

  • Para dejar de gastar dinero sin pensar, no debes evaluar la cosa en base al principio “caro/barato”. Es mejor percibir su valor como un porcentaje de tu presupuesto. Este enfoque realmente erradica las compras impulsivas. Por ejemplo, el precio de una caja de cerveza, de media, es de 8 euros. Parece poco, ¿verdad? Sin embargo, es el 30% de la cantidad que ahora me queda hasta que cobre mi sueldo. ¿Realmente necesito esta cerveza ahora?
  • Si, al llegar a una cafetería, no estás seguro de que la taza esté lavada tan cuidadosamente como te gustaría, agárrala con la mano izquierda. De este modo, vas a beber por el lado menos popular de la taza, ya que la mayoría de las personas son diestras.
  • Desde hace mucho, no utilizo ambientadores en el cuarto de baño, ya que su aroma no elimina los malos olores, sino que básicamente acaba mezclándose con ellos. Por eso, opté por varitas de incienso indias. Eliminan cualquier olor en el baño y son económicas.
  • Parpadea con los ojos durante un minuto antes de irte a dormir. Esta acción, realmente, te cansará y conciliarás el sueño más rápido.

Cuando ambos miembros de la familia quieren empezar a cenar al mismo tiempo:

  • Antes de avisar al arrendatario del departamento que te mudas, pídele arreglar en casa todo aquello por lo que podría cobrarte. Tras hacer esto, puedes dejar la vivienda y recuperar tu depósito en su totalidad.
  • Si alguna palabra te genera un estrés emocional o cierta ansiedad, repítela durante 30 segundos tan rápido como puedas. Esta es la técnica de difusión cognitiva de Titchener. Según esta, las repeticiones “separan” la palabra de cómo se entiende su significado y así reducen la intensidad de la percepción.
  • Si colocas un vaso de agua en el microondas, la pizza no se secará en el proceso de calentamiento. Y si no consigues rallar el queso cuidadosamente porque se pega constantemente al rallador y se rompe, unta este con una pequeña cantidad de aceite.

  • Al despertarte en plena noche, no mires la hora. En este caso, volverás a dormirte como alma libre, sin preocuparte por cuánto tiempo te queda antes de que suene el despertador.
  • ¿Piensas hacer una propuesta de matrimonio? Planifica este acontecimiento para el Día de los Santos Inocentes. Y si ella dice que no, siempre podrás bromear: “¡Inocente!”
  • En una cafetería, en la mesa de al lado, estaban sentados un padre y su hijo de unos 4 años. Oí su conversación.
    — Mamá dijo que hoy deberías comer sopa. ¿Qué tipo de sopa quieres?
    — No quiero ninguna.
    — A mamá no le va a gustar.
    — ¿Y se le decimos a mamá que comí la sopa, pero que no la voy a comer?
    — ¿Y si tomas un consomé con verduras y le contamos a mamá que has comido sopa?
    — Vale.
    Trajeron la sopa al niño, y él, tan contento, vació el plato, seguramente, pensando que evadirían con astucia la misiva de su madre.

¿Piensas aplicar algunos de estos consejos, o ya tienes experiencia propia con alguno de ellos?